REDACCIÓN SIE7EDIAS
 

Bernal confirmó su favoritismo en la competencia que se llevó a cabo este jueves. Desde el comienzo, el equipo Ineos trabajó fuertemente para desgastar a los rivales del zipaquireño y, en los kilómetros finales, Egan no defraudó el sacrificio de sus gregarios.

El Giro del Piamonte terminó con un puerto de montaña de una dificultad considerable. En el ascenso final sobresalió el también colombiano Iván Ramiro Sosa, que tiró del grupo de favoritos para que su compañero Egan aprovechara en los metros finales el desgaste de quienes pelearían junto a él por la victoria.

El campeón del Tour de Francia atacó en solitario a 1,8 kilómetros de la meta, distancia en la que nadie pudo aguantar su ritmo. Sin problemas, el colombiano se quedó con otro triunfo en esta temporada única para él, en la que además se subió al primer escalón del podio en la París-Niza y el Tour de Suiza.

El segundo puesto fue para Sosa. El gregario de Bernal también se mostró muy fuerte en el remate de la carrera y cruzó la meta unos cuantos segundos detrás de Egan.

Bernal está corriendo clásicas italianas desde hace un par de semanas, como preparación para su último objetivo del año: ganar el Giro de Lombardia, competencia de un solo día que es considerada como uno de los monumentos del ciclismo mundial y se llevará a cabo este sábado 12 de octubre.

Después de esa carrera, Egan estará desplazándose con su equipo a Japón para figurar junto a su compañero Chris Froome en el Criterium de Saitama, que se realizará el 27 de octubre.