María Fernanda Guerrero 

Periodista 

 

Después de varias protestas por parte del gremio de transportadores, por fin se abrió el paso para vehículos de servicio público tipo B en la vía al llano

El pasado 28 de septiembre Coviandes confirmó la apertura de la vía al llano para buses de transporte público tipo B.

Precisamente, el día anterior un grupo de propietarios y conductores de ese tipo de vehículos salieron de Villavicencio rumbo a Guayabetal para exigir al Gobierno nacional levantar la restricción en el kilómetro 58 para los buses de transporte público tipo A y B. De igual forma, protestaron con el fin de ser incluidos en el Plan de Manejo de Tráfico del Plan Piloto.

Según Manuel García, uno de los dirigentes de la manifestación, “se hizo una protesta pacífica», donde particiaron tres empresas, Arimena, Autollanos y Taxmeta con 150 busetas tipo van. Sin embargo, no los dejaron continuar más allá de la entrada de Llanolindo. Esto ocasionó que se afectara la movilidad para los vehículos de carga y de servicio público tipo C.

“Sí, el gobierno nos cumplió pero tocó hacer la manifestación, nos trajeron los antimotines hubo enfrentamientos pero bueno, de todas maneras el sábado empezamos a trabajar con los vehículos tipo B”, detalló García.

La decisión de abrir la vía para buses tipo B se tomó el jueves de la semana pasada, sin embargo, se ejecutó el día sábado. También se ajustó el Plan de Manejo del tráfico, indicó a Llano7días el viceministro de Infraestructura, Manuel Felipe Gutiérrez.

“Se movió una gran cantidad de pasajeros y lo importante es que poco a poco la carretera va tomando la normalidad”, aseguró.

Según cifras de la Superintendencia de Transporte, la cantidad de pasajeros movilizados el primer día de Villavicencio a Bogotá fue de 2.720, teniendo en cuenta la salida de más pasajeros por los vehículos tipo B. El domingo, esta cifra aumentó casi que el doble, pues desde el mismo recorrido salieron 4.096 personas. En el sentido inverso, el sábado viajaron 2.776 y el domingo 2.138 personas. Esto indica que durante el fin de semana, los llaneros fueron los que más viajaron rumbo a la capital colombiana.

Con respecto a la apertura total, el viceministro indicó que “es un tema que sí lo tenemos en el radar (…) y ya los siguientes pasos los estamos analizando para poderlos dejar pasar en el tiempo adecuado”. Además, afirmó que se está analizando la posibilidad de extender los horarios de apertura de manera permanente en ese corredor. “Estamos viendo cómo se comporta la vía a través del cambio de horario”, señaló.

Desde la apertura parcial de la vía, el viceministro había informado la pronta instalación del tablestacado, el cual se ha retrasado. Gutiérrez indicó que esta protección “requiere de una gran cantidad de materiales que no están disponibles en el país”, no obstante ya se realizó el pedido correspondiente y se están fabricando, según el viceministro. Al parecer, estos materiales llegarán esta semana y solo tendrán que instalarse en la zona del kilómetro 58.

Cabe destacar que, según el gerente de la vía, ya se instalaron más de 150 maletines de concreto, mallas y una protección en la parte oriental del derrumbe. “Ahí se tuvo que hacer protección porque lo que se había hecho era recuperación de la banca con un enrocado entonces era necesario ponerle concreto, ponerle unas mallas”, expresó Gutiérrez.

Entretanto, habitantes de Guayabetal salieron a protestar este lunes por el kilómetro 58 con el fin de exigir al gobierno que los dejen transitar sin ninguna restricción. Esto impidió el transito por ese corredor de los vehículos ya autorizados.