Redacción 

Llano 7 días 

 

El educador habló con Llano7días sobre su aspiración a la Alcaldía del municipio, capital del Turismo en el Meta

La contienda electoral en el municipio de Acacías se ha visto bastante llamativa para quienes entienden lo que es el movimiento de candidatos que buscan elegirse y reelegirse. El pueblo acacireño tiene una gama amplia de opciones por la cuales elegir dentro de los cuales ha sonado el nombre de Eduardo Cortez, quien es un reconocido educador, y quien hoy le apuesta a la educación como bandera en su campaña.

Llano7días quiso conocer algunas de las opiniones que este tiene frente a la situación del municipio y a cómo ver su candidatura en la actual contienda electoral que se desarrolla.

Sobre el municipio, Eduardo confirmó que hay cuatro factores indispensables que, para él, determinan que en el municipio hay un atraso. El candidato los planteó así:

“Primero un municipio que nunca le ha hecho una apuesta, que no tiene un enfoque, una visión hacia algo en concreto, como lo tienen los paisas, los antioqueños. Uno habla por ejemplo con un niño, con el taxista o el señor del restaurante, y saben para dónde va la ciudad. En Acacías no sucede eso, ese es un tema de visión que tiene que ser resulta con toda la sociedad y lo que la sociedad apremia es una apuesta por el desarrollo eco y agroturístico, porque tenemos las condiciones propias para ser un municipio altamente turístico por su ubicación geopolítica, por sus ríos, por su clima, por sus montañas. Entonces hay una vocación dormida que hay que desarrollar”, dijo.

“Lo segundo es un tema de ilegalidad que se ha incrustado en la institucionalidad y que ha ejercido una presión que llamamos hoy corrupción. Es el mal manejo de lo que se entiende por valor de lo público. El valor de lo público es el dinero, son los bienes que están al servicio del Estado, sus empresas y la misma administración. Las prácticas administrativas son desastrosas, no hablan de trasparencia, no hablan de propuestas, hablan de la defensa de unos contratos, es decir que, lo que prima aquí es no es la democracia ni la participación ni la comunidad sino lo que prima son los contratos, lo que llamamos la ‘contratitis’ y a eso llegan digamos las campañas a defender los contratos, entonces ese es el segundo problema de la ilegalidad”, Denunció, agregando que “Un caso concreto que pasó en Acacías en el año 2014 por ejemplo fue la actualización del impuesto predial, que hablando con los empresarios de las palmeras, una palmera x en Acacías pagaba al año 30 millones de pesos y con la actualización quedó en 250, 160 millones. Eso ha generado un impacto negativo que lleva a la recesión, al desempleo, al despido masivo de empleados. Son decisiones administrativas que no tienen un equilibrio económico de mercados sino más bien una apuesta por la contratación”.

“El tercer tema, al lado de la ilegalidad es el tema de la falta de planeación, no se planean los municipios a mediano y largo plazo, es una visión muy corta que no involucra por ejemplo a los jóvenes que están a otra esfera, entonces necesitamos una administración que se conecte con la juventud, que dentro de su planeación involucre a los niños a los jóvenes a los adultos, con nuevos programas alternativos que se sientan que haga parte de un gobierno”, afirmó.

“El cuarto tema es que Acacías no ha comprendido que su desarrollo involucra muchos actores, actores locales, actores departamentales, nacionales y ahora internacionales. En lo plano por ejemplo departamental debo decir que el departamento del Meta tiene una deuda social, económica política con el municipio. Hace muchos años que no hay una inversión de alto impacto en obras de alta envergadura en Acacías. Ha habido una ausencia del departamento del Meta yo creo que ya es hora de hacer un compromiso con el gobierno departamental”, puntualizó.