125 casos de intento de suicidio se han reportado en Villavicencio en este 2020

125 casos de intento de suicidio se han reportado en Villavicencio en este 2020

Ante situaciones emocionales y afectivas difíciles de asimilar, que lleven a una persona a tener ideas suicidas o intentar quitarse la vida, invitamos a la comunidad, familia y personas afectadas a comunicarse al número telefónico 312 575 11 32, la línea amiga en salud mental del departamento del Meta.

Esta recomendación se da a raíz de que 125 casos de intento de suicidio se han registrado en la capital del Meta en el 2020, de acuerdo con el más reciente reporte entregado por la Secretaría de Salud de Villavicencio, con corte a la semana epidemiológica número 24 finalizada el 14 de junio.

Según datos encontrados en el boletín epidemiológico de salud mental a comienzos del año 2020, el número de casos de intento de suicidio presentó tendencia al aumento con respecto a las cifras registradas para el mismo periodo de tiempo en el 2019. Por ejemplo, en la primera semana epidemiológica del 2019 se presentaron 4 intentos suicidas mientras que en el 2020 fueron 13. En las semanas 6 y 7 en el 2019 las autoridades sanitarias reportaron 4 y 8 casos, respectivamente, mientras que en el 2020 se notificaron 10 casos para cada semana.

Sin embargo, para la semana epidemiológica número 11, tiempo en el que se dio inicio al aislamiento preventivo obligatorio, la tendencia disminuyo considerablemente, hasta el punto en que mientras en el 2019 hubo 10 intentos suicidas, en este 2020 para esa misma fecha solo fueron reportados 5 casos. En la semana 12, en el 2019, se notificaron 12 casos, mientras que en el mismo lapso del 2020 se registraron 3 intentos suicidas.

Deisy Sarrázola Martínez, psicóloga referente de la Dimensión de convivencia social y salud mental de la Secretaría de Salud de Villavicencio, indicó que esta disminución de casos de intento suicida puede obedecer a 3 hipótesis.

Primera, algunos intentos suicidas no han sido llevados a centros asistenciales por la contingencia y, por lo tanto, no se reportan al sistema de vigilancia en salud pública. Segunda, el mismo confinamiento al que se ven sometidas las familias hace que pasen más tiempo juntas en casa, haciendo que el intento suicida se torne en otro tipo de manifestaciones emocionales y, tercera, en algunos casos el intento suicida está relacionado con el consumo de sustancias psicoactivas (alcohol o drogas), por lo que el aislamiento en casa hace más difícil el uso de estos compuestos químicos.

Por su parte, Mary Lucena Aguirre, magister en psicología clínica de la Dimensión de salud mental de la Secretaría de Salud municipal, confirmo que a la semana epidemiológica 24 de 2020 se notificaron 125 casos, presentándose una disminución del 28,6% (2019: 175 casos), pasando de 8 casos promedio semanal en las primeras 10 semanas epidemiológicas a 3 casos semanales. Es importante resaltar que, de los 125 eventos registrados en el presente año, el 33,6%, es decir 42 casos, registran hasta 4 intentos previos.

De los casos notificados, el 60% corresponde a mujeres. La tasa de incidencia total es de 22,9 casos por 100.000 habitantes, con corte a semana epidemiológica 24. La edad mínima de los casos notificados es de 10 años y la edad máxima es de 83 años, y el grupo de edad más afectado se encuentra entre 15 a 19 años, seguido del grupo de 20 a 24 años. Sin embargo, es de resaltar los casos reportados en menores de edad (10 a 17 años: 34 casos).

En cuando al estrato socioeconómico, las personas de estrato 1 y 2 son quienes registran la mayor proporción (85,6%) y, al revisar el estado civil de los casos reportados, el 70,4%, es decir, 88 eventos, corresponden a personas solteras, seguidas de personas en unión libre con 27 reportes, casados 7, viudos 2 y un divorciado. Según el nivel educativo, encontramos que el 34% de los casos cuentan con nivel básica primaria, seguido del 33% con básica secundaria, 5% técnica, 4% técnica profesional, 3% tecnológica y 5% profesional.

Según la distribución geográfica, el 93,6% de los casos están en área urbana y, aunque en el 12,8% de la información no hay datos de barrio o vereda, se logra apreciar que no hay una distribución homogénea, es decir, que los casos notificados son procedentes de diferentes barrios (79 barrios diferentes). No obstante, Porfía, Montecarlo y la vereda de Apiay registran el mayor número de casos, seguidos por El Retiro, San Antonio y Amarilo.

Entre los posibles factores desencadenantes del intento suicida están los conflictos con la pareja o expareja, con 38 casos; problemas económicos, con 17 casos, y en los restantes se evidencian enfermedad crónica o discapacitante, muerte de un familiar, maltrato físico, psicológico o sexual, entre otros.

Contenido Relacionado