Alcalde de Villavicencio y Coviandina “pelean” por una escuela

Alcalde de Villavicencio y Coviandina “pelean” por una escuela

La concesionaria aseguró que ha impulsado actuaciones y acercamientos para la construcción de una nueva sede para la Institución Educativa Nuestra Señora del Carmen.

Luego de que el alcalde Felipe Harman solicitó a la Agencia Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) la suspensión de la licencia ambiental de la Concesionaria Vial Andina (Coviandina) por el incumplimiento en la reubicación de la escuela rural Nuestra Señora del Carmen, ubicada en Pipiral, sector que conecta a la capital del Meta con Bogotá, la concesionaria emitió un comunicado asegurando que las acusaciones del mandatario local son “infundadas”.

De acuerdo con Coviandina, “Son lamentables las afirmaciones del alcalde Felipe Harman al señalar que Coviandina pretende “hacer conejo” a la comunidad, pues desconocen la realidad de las gestiones y trámites realizados por Coviandina”

Según la concesionaria, “desde el año 2016, Coviandina ha impulsado actuaciones y acercamientos para la construcción de una nueva sede para la Institución Educativa Nuestra Señora del Carmen. En estas sesiones, que iniciaron en la administración anterior al alcalde Felipe Harman, la Alcaldía de Villavicencio asumió el compromiso de comprar el predio en el que Coviandina construiría el nuevo colegio. A pesar de este compromiso, en 2019 la Alcaldía de Villavicencio informó a Coviandina que no contaba con los recursos para la compra del inmueble”, aseguró la concesionaria en su comunicado.  

Y agregó: “Solo hasta septiembre de 2021, Coviandina y la Alcaldía de Villavicencio firmaron un nuevo convenio en el que la Administración Municipal se comprometió a gestionar el predio y Coviandina a pagarlo y a asumir la construcción de la nueva sede educativa”.

Así las cosas, la concesionaria indicó que: “Desconociendo el acuerdo firmado y sin contactar a Coviandina, la Administración Municipal remitió una solicitud a la ANLA y la ANI para que obliguen a la Concesionaria a trasladar los dineros de la adquisición del predio a las arcas de la Alcaldía de Villavicencio. Una clara violación a lo pactado, pues en el convenio se estableció que los recursos para la compra del predio serían consignados directamente al propietario”.

Sumado a esta situación,  la concesionaria indicó que “al revisar los avalúos presentados por la Alcaldía para la compra del predio, Coviandina evidenció inconsistencias, por lo que solicitó un nuevo avalúo por un tercero experto. Entre los hallazgos, se encontró que el avalúo de la Administración Municipal incrementó en un 25% el valor del predio”.

Para finalizar, la concesionaria indicó que: “Frente a esta situación, Coviandina mantiene -sin ser su obligación- su compromiso de aportar los recursos para el traslado de la escuela, pero considera que los recursos para la compra y desarrollo del proyecto deben ser depositados en una cuenta cuya administración esté vigilada por la Junta de Acción Comunal de Pipiral, a través de su presidente. Con esto se garantiza que los recursos sean efectivamente invertidos en la construcción de una nueva sede educativa para los niños, niñas y jóvenes del sector”.

Contenido Relacionado