Conozca la firma que se quedó con el PAE en Villavicencio?

Conozca la firma que se quedó con el PAE en Villavicencio?

Al consorcio Unión Temporal “PAE para Villavicencio 2020” le fue adjudicado el contrato de Plan de Alimentación Escolar, siendo considerado como la mejor opción para el suministro de los alimentos a los estudiantes en las instituciones públicas. Aunque se trató de un proceso limpio y transparente, la administración municipal ha asegurado que mantendrá una estricta supervisión sobre este contrato.

Llano7días conoció que el consorcio ganador está conformado por MCD & CIA, S.A.S. (55%), Servicios y Suministros de Alimentos a la Mesa S.A.S. (40%) y Mariela Centeno de Delgado (5%), teniendo como representante legal a Johana Elizabeth González Muñoz.

Según la administración municipal, en los criterios de ponderación tuvo mayor impacto la calidad de los alimentos que beneficiarán a más de 28 mil estudiantes de la ciudad.

Este medio indagó sobre los integrantes del consorcio, encontrando de manera inicial que MCD & CIA S.A.S, estuvo involucrada en el escándalo por un caso de intoxicación de 15 estudiantes en Santander, y su nombre también fue objeto de polémica en el año 2019 por hacer parte de uno de los consorcios que participó en la licitación pública del PAE en Cartagena, teniendo como representante legal a Mariela Centeno, el cual según una contratista del distrito, incluyó su hoja de vida de manera fraudulenta y con certificaciones anexas que eran falsas.

En exclusiva con este medio, Sergio Delgado, subgerente de MCD & CIA S.A.S, indicó que la empresa va a cumplir 23 años de constituida y su casa matriz está en Bucaramanga. Mariela Centeno de Delgado es su progenitora, gerente de dicha empresa y actúa como persona natural.

Delgado confirmó que MCD hizo parte de un proponente plural para el PAE en Cartagena, asegurando que esa empresa no hizo parte de la preparación de documentos técnicos, ni de aportar hojas de vida, por lo que no tiene ningún tipo de responsabilidad.

Servicios y Suministros de Alimentos a la Mesa S.A.S. es una empresa de Bogotá, de la que no se tiene mayor información. Este medio intentó comunicarse con Johana, pero manifestó estar ocupada en el momento y posteriormente no hubo respuesta.

El entonces gobernador de Santander, Didier Tavera, explicó la Resolución 2106 del 15 de junio de 2016, por medio de la cual se declaró “Siniestro de Calidad del servicio, producto del brote de Enfermedad Transmitida por Alimentos, en el colegio Florentino González de Coromoro”, en el contrato celebrado entre el Departamento y la Unión Temporal Alimentación Escolar Santander 2016, de la que hacía parte MCD.

Las pruebas de laboratorio de la Secretaría de Salud, habrían dado positivo en la contaminación de los alimentos con la bacteria Bacillus Cereus, presente, al parecer, en una lecha condensada que se le entregó a los estudiantes. El Invima sería el encargado de determinar si efectivamente las leches estaban contaminadas, pero debido a que no tenían más productos para hacer las contramuestras, no fue posible responsabilizar al operador del PAE, teniendo en cuenta que ese día los niños consumieron otros alimentos, como el almuerzo preparado por unos padres de familia.

Delgado habló de dicha situación, afirmando que han ejecutado un sinnúmero de contratos y han tenido muchas empresas aliadas. “En el año 2016 nosotros estábamos entregando en ese departamento 110 mil raciones diarias, yo hacía parte de una Unión Temporal y hubo un municipio con 10 niños que tuvieron una situación particular, pero se hicieron todas las investigaciones y se aplicaron todos los protocolos para el manejo y el análisis de esta situación, y no se encontró ningún tipo de responsabilidad sobre el operador”, aseguró.

Así mismo, indicó que la bacteria que produjo la intoxicación no correspondía a los alimentos entregados en el PAE, “no recuerdo bien, pero allá se entregaba una ración industrializada y la bacteria era propia de alimentos preparados, sobre eso hay un acta y una resolución de la Gobernación”, aclaró.

Pese a lo anterior, en Santander a la Unión Temporal Enlace Oriente, de la que también hacía parte MCD, se le aplicó un descuento por presuntas irregularidades en la entrega de las raciones alimentarias en varios municipios.

Sergio dijo que no recuerda que haya habido evidencia, ni del operador ni de ninguna entidad de que existieran alimentos en mal estado. Además, reveló que desde el año pasado venían ejecutando el Programa de Atención Nutricional con el departamento del Meta (PAN), en 28 municipios sin incluir Villavicencio.

Delgado tiene una relación personal con los hermanos Torrado, (dos políticos de Norte de Santander que están investigados por su participación en el ‘carrusel de contratación de los alimentos’ de Bogotá), debido a que en alguna época tuvieron el mismo cliente.
Finalmente, frente al contrato en Villavicencio, aseguró que, con la secretaría de Educación Municipal, ya están determinando cuántas y qué tipo de raciones van a empezar a suministrar, teniendo en cuenta que el 17 de este mes inician las clases.

Ante las dudas y temores que han surgido entre los villavicenses frente a esta empresa, la Alcaldía de la ciudad afirmó que el comité evaluador que intervino en el proceso, efectuó todas las verificaciones legales, constatando que no existía inhabilidades o incompatibilidades que pudiesen recaer en los proponentes.

Cabe resaltar que no existe sanción alguna de los organismos de control sobre aquellos que estarán a cargo del contrato.
Como una muestra del compromiso de la Alcaldía para verificar que se cumpla en su totalidad con el contrato y no exista riesgo o problema alguno, se implarán una serie de medidas, entre las que se encuentra el aumento de supervisores del mismo, pasando de dos a seis aproximadamente.

De igual forma, la administración municipal fue enfática al señalar que combatirá de forma radical cualquier acción que atente contra el PAE. Además, adelantará un trabajo que permita empoderar a las asociaciones de padres de familia, de manera que se haga el debido seguimiento a la alimentación de los estudiantes.

No se va a escatimar en esfuerzos para garantizar el cumplimiento de las obligaciones, atendiendo además de manera inmediata cualquier apreciación de la comunidad educativa, respecto a la calidad y cantidad de los alimentos.

Finalmente, la Alcaldía solicitó el acompañamiento a los entes de control competentes, con el fin de que el contrato se desarrolle acorde a lo estipulado.

Contenido Relacionado