Disputa por el alumbrado público

Disputa por el alumbrado público

Ximena Guerrero

Periodista

En 1998 se suscribió el contrato 477 de 1998, cuyo objeto consiste en que el concesionario se obliga en forma autónoma, desde el punto de vista administrativo y financiero, para con el concedente, por el sistema de concesión, a realizar la operación y mantenimiento de la infraestructura del servicio del Alumbrado Público del municipio de Villavicencio, incluyendo el suministro de luminarias y accesorios eléctricos, por el termino de 20 años, los cuales culminaron en el 2019, teniendo como fecha de inicio el 5 de abril de 1999.

El contrato anteriormente había sido prorrogado y tenía como fecha final diciembre 6 de 2019. Cabe destacar, que el municipio inició en el Secop, el proceso contractual cuyo objeto era la escogencia de un socio estratégico para la constitución de una empresa de servicios públicos mixta.

Pese a ese deseo que tenía la administración municipal, mediante una acción popular se generó la suspensión provisional del Acuerdo 368 de noviembre de 2018, mediante el cual se autorizaba al alcalde para la constitución de la misma.

El proceso judicial se encuentra actualmente en fijación de audiencia de pacto de cumplimiento para el 4 de febrero de 2020. De acuerdo a la administración municipal, con las decisiones judiciales mencionadas se frustró la posibilidad de implementar para la ciudad un esquema distinto al de concesión para garantizar la prestación eficiente del servicio de alumbrado público.

De igual manera, señala que el municipio no cuenta con la capacidad operativa y administrativa para prestar directamente el servicio. Por lo anterior, evaluadas las opciones jurídicas, concluyó que la solución jurídica viable para garantizar la eficiente prestación del servicio de alumbrado público, era la de la nueva prórroga del contrato que hoy tiene a la ciudad en medio de una acalorada discusión.

Llano Siete Días dialogó con el veedor ciudadano Efraín Mojica, quien manifestó su desacuerdo con la mencionada prorroga, al igual que el alcalde electo Felipe Harman, el cual desde su campaña mostró el total rechazo al contrato con Iluminación Villavicencio SAS.
Mojica indicó que desde el 2015 se han efectuado una serie de modificaciones, además de las prórrogas que, según él, solo han tenido como objetivo modificar y acomodar el negocio en beneficio de William Vélez.

Efraín indicó que justamente por lo que viene pasando con el contrato, han pedido a entes de control como la Procuraduría, tomar cartas en el asunto. “No entiendo cómo se va a pagar más de catorce mil millones de pesos por unas lámparas led, se les está pagando, en vez de exigir lo debido y no seguir lesionando los intereses del municipio”, señaló.

Contenido Relacionado