El Emporio le cierra el paso a la delincuencia

El Emporio le cierra el paso a la delincuencia

“Los delincuentes van, roban al Centro, Villa Julia o en el propio sector y por el mismo lado se escapanan», afirmó Rosendo Echeverría, vocero de la comunidad, en conversación con Llano7días. 

Uno de los asuntos que más ha preocupado a los vecinos del barrio El Emporio, es la inseguridad que se presenta en el lugar. Más exactamente entre la transversal 28 calle 39 C 01 y la calle 38 A, sitio que los delincuentes toman como vía de escape tras cometer sus fechorías. “Los delincuentes van, roban al Centro, Villa Julia o en el propio sector y por el mismo lado se escapan. Se meten por la Virgen de Manare y llegan al caño Parrado”, dijo el presidente de la Junta de Acción Comunal. 

Por tal razón, en acciones conjuntas con la fuerza pública, la comunidad, cansada de la inseguridad que se vive en la zona, decidió tomar acciones para contrarrestar a la delincuencia que asecha al barrio.  

Es así, que los vecinos de El Emporio decidieron recoger fondos entre sí para sellar la entrada al caño Parrado. “Estamos haciendo la gestión de cerrar, solo nos falta colocar la reja”, argumentó Echeverría. De esta manera planean imposibilitar la huida de los atracadores. 

Así pues, a raíz de estas medidas tomadas por la comunidad y el oportuno acompañamiento por parte del cuadrante de Policía, quienes transitan frecuentemente por la zona (calle 39 c 01 y 38 a), han podido evidenciar cómo las acciones delictivas han disminuido en el sector. 

Durante el mes de agosto se ha registrado una única denuncia por hurto a residencia en la zona, según iformó la Policía Metropolitana de Villavicencio.  

Sin embargo, este no el único problema que sufren los habitantes de El Emporio, ya que por el barrio transcurren  las aguas del caño Parrado, el cual, ha socavado en ocasiones anteriores las bases del puente que comunica al sector con el barrio Villa Julia, ocasionando el desbordamiento de su cauce y la amenaza de un posible colapso de locales comerciales y viviendas contiguas al afluente. 

Esta situación, en gran medida, se debe a la contaminación que padece el caño, puesto que en sus cauces discurren desechos de construcción y basuras, arrojadas aguas arriba del Parrado. 

Por tal motivo, la comunidad pide el auxilio de la oficina de Gestión del Riesgo, para que hagan la respectiva limpieza del caño y de esta manera evitar el desbordamiento del mismo. 

Aparte de ello, el barrio está conformado en su mayoría por familias en condición de vulnerabilidad, las cuales a causa de la pandemia han quedado en algunos casos sin el sustento diario. Dichas personas se encuentran hoy en día desprotegidas. “Los mercados que dan la Alcaldía y la Gobernación no alcanzan”, señaló Rosendo. 

Por tal motivo, entre algunos vecinos del sector y bajo el acompañamiento de la Policía Metropolitana, nació “Familia Donaton”, grupo conformado por músicos habitantes del barrio y líderes de la comunidad, quienes realizan serenatas en los sectores aleñados a El Emporio, a cambio de libras de arroz, panelas y demás productos de la canasta familiar, con el fin de entregarles mercados a las familias más vulnerables que viven en la zona. 

“Hasta la fecha hemos entregado más de 500 mercados”, sostuvo el presidente de la JAC. De esta forma, los habitantes del barrio Emporio le hacen frente a la falta de ayuda por parte de la administración municipal y departamental. ​

Por: Camilo Hernández.

Contenido Relacionado