Fiesta de funcionarios públicos en pico de la pandemia genera indignación en Villavicencio

Fiesta de funcionarios públicos en pico de la pandemia genera indignación en Villavicencio

Aunque desde las 8:00 pm de ayer viernes 23 de abril inició el confinamiento total en la capital del Meta, y teniendo en cuenta que las fiestas y aglomeraciones están prohibidas, algunos funcionarios de la Alcaldía y la Gobernación del Meta habrían hecho caso omiso y serían los protagonistas de la gran fiesta que se extendió hasta cerca de las 9:30 de la mañana.

La situación ha indignado a la ciudadanía llanera, puesto no solo están en vigencia las medidas de confinamiento, sino que en la fiesta no se estarían respetando los protocolos de bioseguridad, además por ser funcionarios o cercanos a los gobiernos deberían brindar mayor ejemplo. Pero la situación empeora sabiendo que la emergencia no ha disminuido, menos cuando en la mañana de hoy el alcalde Felipe Harman anunció que la ocupación UCI se incrementó al 93%; sin dejar de lado que el gobernador Juan Guillermo Zuluaga recién sale de un difícil episodio clínico por cuenta del Covid-19.

Se trató de la fiesta de cumpleaños de un reconocido empresario de la región, que contó con la presencia, entre otros, de Paola serrano (funcionaria de la Gobernación), Karen serrano (funcionaria de la Alcaldía), Charlen Serrano (exfuncionaria) y Gustavo Jiménez, exdirector del Instituto de Turismo del Meta.

Según la información que entregó nuestro corresponsal, en muchas historias de redes sociales quedaron registradas las imágenes de la fiesta en las que se evidenciaba que los invitados no usaron tapabocas y no cumplieron medidas de distanciamiento. “Solamente algunos de los miembros de la banda tenían este implemento”, nos confirmaron.

Adicionalmente, la fiesta fue realizada en grande. Contó con la presencia de meseros, grupo de música vallenata, llanera y hasta mariachis. Las versiones conocidas de manera extraoficialmente por Llano SIE7EDÍAS confirman que sobre las 10:00 pm hizo presencia la Policía, pero todo parece indicar que se retiraron sin hacer mayor cosa.

Las voces de rechazo no se hicieron esperar, así como la reacción de personas que aseguran que las acciones de este tipo se cometen por parte de personas que tienen grandes influencias y por esto no tienen repercusiones, en su mayoría. Se espera que tanto Gobernación como Alcaldía y la Policía tomen la vocería sobre el tema y aclaren los hechos a la población llanera.

Contenido Relacionado