¿Hay que cambiar la visión sobre el COVID en el Meta?

¿Hay que cambiar la visión sobre el COVID en el Meta?

Hace algunos días, el gobernador del Meta, Juan Guillermo Zuluaga, traía consigo algunas buenas noticias, como lo era la situación de recuperación de alrededor del 90% de pacientes COVID en el Meta, entonces pasamos de cambiar la visión de tener cerca de mil casos, a tener unos activos que no sumaban más de 100.

Esperanzadoras estas cifras, teniendo en cuenta que por bastante tiempo se ocupó el primer lugar en contagios en el país, según las regiones y su cantidad de habitantes. Sin embargo, esta situación empezó a generar diferentes comentarios en el departamento, divididos entre quienes agradecen por el trabajo realizado por los gobernantes, y quienes empiezan a tomar esta información como falsa, dada la imagen que se tiene a nivel mundial sobre el coronavirus.

Sin embargo, vale la pena resaltar que estas cifras de recuperados se presentan bajo los lineamientos del Instituto Nacional de Salud, quien tiene un tiempo determinado para la evolución de la enfermedad, haciendo que si alguien dio positivo, pasados 21 días o más y no revistió gravedad y mucho menos muerte, puede considerarse como recuperado. Esta disyuntiva entre la comunidad llevó a Llano7días a consultar con el psiquiatra Alexánder Galeano, con el fin de determinar cómo se está dando y se empezará a dar el comportamiento en el departamento del Meta, en relación con la actualidad del coronavirus en la región.

Según Galeano, desde el punto de vista médico, en la cárcel ya se vio superada esta situación y que se logra determinar que estos pacientes sí están recuperados, pero ahora es cuando se pueden empezar a presentar las dificultades en el resto de la población, ya que las personas empiezan a salir a las calles.

Desde la psiquiatría, el dr. Galeano aseguró que las personas comienzan a dudar acerca de la información que se les da, y la gente llega un momento donde no obedece las indicaciones. Además, aseguró que “cuando se tiene una situación de peligro, se mantiene en alerta, pero cuando esta se mantiene, la gente se acostumbra, pasa con la violencia, pasa con la contaminación auditiva y muchos otros casos.

Sin embargo, es un peligro que la gente no ve como real lo que está pasando”. Galeano además dijo que la segunda prueba en la cárcel debería existir para confirmar, y que realmente no se sabe qué pueda pasar en estos tiempos, dado que del COVID no se conoce mucho y que, adicionalmente, este actúa diferente en todos los territorios, tal como ha pasado con otras enfermedades. Todo parece indicar, según las declaraciones de Alexánder, la sensación que tienen las personas es que se hizo más escándalo que lo que representaba la situación real, pero no se sabe qué es lo que va a pasar, por las condiciones diferentes que se tienen en esta región.

 Por otro lado, fue enfático al decir que el encierro ha hecho mucho más daño que el mismo COVID, “he atendido gente obsesiva que han hecho consultas, se han rasguñando y no han manejado bien el encierro”, y se cuestionó frente a la salud mental de los llaneros: “¿cuánto tiempo más podrían estar encerrados? “Si físicamente estás bien y llega el coronavirus, tienes con qué responder, entonces la recomendación médicamente es alimentarte bien, hacer ejercicio, hablar con tus amigos familiares, tener tiempo recreativo, hay que estar en las mejores condiciones físicas y mentales, sin llegar a la paranoia”, fue la recomendación del profesional en psiquiatría. Dicho esto, es natural que las personas estén en busca de perder la credibilidad que ha alcanzado el virus, con el fin de poder recuperar su libre movilidad, así esto signifique aprender a vivir y acostumbrarse al riesgo constante. Es indispensable que el cuidado físico y mental genere defensas en contra de este virus, pero también es determinante que bajo ninguna circunstancia se presente una actitud de confianza frente a este virus, ya que podría representar mayor riesgo del que hasta ahora ha representado, teniendo en cuenta que, según los expertos en la materia, en el Meta aún no se llega al clímax de este padecimiento.

Contenido Relacionado