La inclemente ‘guerra del centavo’ en Villavicencio

La inclemente ‘guerra del centavo’ en Villavicencio

Por: Yéssica Salgado

Tomar bus en Villavicencio  es subirse a una montaña rusa que no divierte porque el peligro es inminente y el riesgo de accidente es muy alto.

La imprudencia de los conductores de buses en Villavicencio sigue siendo una constante.  Y es que tras recibir algunas denuncias por parte de la ciudadanía, Llano SIETEDÍAS realizó un recorrido en varios buses para constatar cuál es la realidad que viven los ciudadanos que utilizan este medio de transporte para movilizarse a diario.

La situación es compleja. La mayoría de conductores de bus de la ciudad –por no decir todos– van  a toda velocidad recogiendo pasajeros  en cualquier esquina, sin respetar las más elementales normas de tránsito. Y no solo en esquinas, lo hacen a mitad de cuadra o en sensibles cruces logrando producir con ello “trancones” y demoras en la movilidad. 

Pero esto no es lo más delicado de la situación, lo alarmante es que en plenas vías del centro de la Villavicencio, donde hay peatones y vehículos en marcha, algunos conductores toman  una velocidad que supera los 70 kilómetros por hora, y compiten a plena luz del día con sus “colegas”, sin importar que llevan buses completamente llenos, donde se transportan niños, mujeres y ancianos.

Carlos Corredor, un usuario habitual del servicio de bus en Villavicencio, contó que estas situaciones se repiten a diario,  y que es muy difícil para los usuarios evitarlas, ya que ellos no van al volante y si hacen algún reclamo, los conductores les piden que se bajen inmediatamente del vehículo.

“Yo trabajo en el centro en una carnicería, y salgo muy temprano. Vivo en Porfía, y en esa ruta son muchos los conductores que realizan todo tipo de peripecias al volante para recoger a los pasajeros. Y no respetan nada ni a nadie.  Sería bueno que las autoridades de tránsito estuvieran más al pendiente de estas situaciones y no de hacer tantos retenes en la ciudad”, dijo algo indignado el usuario.

Por su parte, Rosa Tulia Gómez, una señora de 65 años, que vive en el barrio Covisán y trabaja vendiendo artículos de cocina, dijo que ella está cansada de ver como a diario los conductores de buses que cubren esta ruta, arriesgan la vida de un gran número de personas, por ganar unos pesos de más.

“Esto no es nuevo, todos los días uno ve cómo esta gente  toma el volante y arranca a velocidades inimaginables, con uno adentro. Y los otros vienen al lado haciendo lo mismo y uno grita y le pide al conductor que se detenga y a ellos le da lo mismo, antes se ponen bravos y lo enfrentan a uno», manifestó Rosa Tulia Gómez.

Ante esta situación tan alarmante que se presenta, Llano SIETEDÍAS indagó con algunos conductores de buses de Villavicencio por qué actúan así y qué los motiva a engancharse en competiciones peligras, sobre todo cuando llevan  pasajeros.

Frente a estos interrogantes, uno de los conductores de bus consultados por Llano SIE7EDÍAS, quien pidió reserva en su nombre, dijo que estas situaciones se presentan a veces porque los conductores no respetan el tiempo de los otros y eso afecta el bolsillo, por lo que se enfrascan en discusiones absurdas y terminan compitiendo por los pasajeros en diferentes vías y horas.

Otro de los conductores de bus de la ciudad, dijo que esto no lo hacen todos los conductores sino algunos, que son irresponsables y no entienden que la vida de sus pasajeros es responsabilidad de ellos.

Ante este cúmulo de quejas, Mauricio Frías, secretario de Movilidad de Villavicencio, indicó que en el municipio se ha venido implementado una estrategia para evitar estas situaciones, que va enfocada a la estructuración técnica, legal, financiera, ambiental y sostenible, del sistema estratégico de transporte público colectivo.

“Cuando salga ese componente, se va articular todo el proceso que va a ser: sistema automático de despacho , control de la flota y recaudo unificado. Es de la única forma que se podrá solucionar esta problemática”, explicó el secretario de Movilidad de Villavicencio.

Y agregó: “Ya estamos finalizando la convocatoria de los proponentes, y está en proceso de validación cada una de las ofertas, para establecer cuál va ser el consultor que va realizar la actualización del Plan Maestro de Movilidad y quién va ser la empresa que va realizar la interventoría”.

Contenido Relacionado