La última partida

La última partida

La pérdida de una apuesta en FIFA, un videojuego de fútbol, habría sido el detonante del homicidio de menor en Villavicencio.

Esta semana ocurrió un hecho que tiene conmocionados a los habitantes de Villavicencio: un niño de apenas nueve años, identificado como Martín José López fue asesinado por otro menor, de 15 años.

Lo sorprendente de estos hechos, es que este asesinato  se habría presentado por cuenta de una apuesta en FIFA, un videojuego de fútbol.

De acuerdo con lo señalado por las autoridades locales, tras terminar el juego de Xbox los dos menores iniciaron una discusión, que terminó con la muerte del más pequeño por causa de una pedrada.

Un hecho lamentable, si se tiene en cuenta que los actores de esta tragedia son apenas dos pequeños niños que empezaban a vivir sus vidas y tenían todo un futuro por delante, que se vio truncado por una acto de efervescencia.

 No obstante, hay que señalar que en este caso en específico y según lo detallado por el menor agresor a las autoridades de Villavicencio, esta no era la primera vez que Martín José López y él discutían.

“Según lo relatado por el menor agresor, él sufría matoneo de manera constante por parte del menor fallecido, por su origen venezolano,  situación que al parecer  lo tenía cansado, por lo que en esta ocasión y tras perder el control en el juego  se fueron a los puños y luego él le pegó con una piedra en la cabeza a Martín José López”, detalló Andrea Lizcano, Secretaría de Gobierno de Villavicencio.

Lo paradójico del tema, es que Martín José López y su familia eran desplazados del departamento del Magdalena, al igual que su agresor y su núcleo familiar, que llegaron provenientes de Venezuela,  lo que ahonda aún más esta tragedia, ya que estas dos familias vivían la misma situación, una por causa del conflicto armado en Colombia y la otra por causa de la situación económica y social que se vive en el vecino país.

Sin embargo, y a pesar de estar unidos por  el flagelo del desplazamiento estos dos menores no se pudieron entender. Y hoy sus familias sufren una tragedia difícil de comprender.

Pero, estos trágicos hechos merecen una análisis más profundo, sobre lo que pasó y el por qué una discusión entre dos adolescentes terminó en una tragedia familiar, que dejó un menor muerto y a otro encerrado en una correccional.

Para la Psicóloga  Liliana Bernal,  lo sucedido con estos dos menores “no es un hecho pensado y  planeado,  es solo una respuesta de momento, una forma a la ligera de afrontar sin mayor análisis un evento que fue interpretado como amenazante por estos dos menores”, explicó la psicóloga   Bernal.

Y agregó: “Dependiendo de nuestro contexto, historia de vida, educación, condiciones económicas, sociales e incluso de nuestra salud física y mental,  podemos responder desde las formas más civilizadas hasta las formas más violentas y crueles imaginadas por el ser humano”.

Así las cosas, la profesional en psicología dijo que para prevenir este tipo de casos, es importante mantener la unión familiar y educar a los hijos y prepararlos para ser adultos que solucionan conflictos mediados por la razón, la empatía y el respeto.

 

Contenido Relacionado