Lo que oculta Sertravi

Lo que oculta Sertravi

El alcalde de Villavicencio, Felipe Harman, se refirió hace pocos minutos a Sertravi y la concesión que termina en agosto, luego de durar 10 años en la ciudad. Se trata del contrato 776 de 2010, que ha sido objeto de diversas quejas por parte de los llaneros.

«Lo primero que hay que decir es que la concesión viene negando al municipio la información estratégica en la operación. Nosotros hemos hecho un listado de requerimientos específicos sobre el manejo de las inversiones, el inventario total, inventario de gastos y bienes inmuebles, y sobre el registro de infractores detallado y con los archivos de soportes, pero ninguno de estos ha sido entregado por parte del concesionario», manifestó Harman.

De acuerdo a lo expuesto por el mandatario, han sido varios los problemas con Sertravi en cuanto a la prestación de servicio. «Hoy no existe ninguna consideración jurídica que soporte por qué desde el 2010 hacia atrás, Sertravi fue quien liquidó la cartera de las infracciones en Villavicencio. Si el contrato de concesión se estableció en el 2010, por qué la recuperación de cartera terminó también beneficiándolos con una suma relacionada a mil millones de pesos», indicó el alcalde.

Por su parte, el secretario de Movilidad, Eder Muñoz, manifestó que efectivamente la concesión se acaba el 16 de agosto de 2020, y actualmente van en la tercera fase de seis que hacen parte del proceso de reversión. Además, expuso que no hay claridad en inversiones que fueron realizadas durante la ejecución del contrato.

“Se está requiriendo el inventario total de todos los bienes y todos los activos, de manera que se pueda verificar por completo. Sertravi está dando largas para que la información sea entregada solo hasta la finalización del contrato, escudándose en que había sido suministrada durante la ejecución del mismo”, puntualizó Muñoz.

Contenido Relacionado