Morato: ¿El zar del PAE?

Morato: ¿El zar del PAE?

Luego de que se conociera una única propuesta por parte de Vitalimentos S.A.S., comenzaron a revelarse una serie de denuncias provenientes de “cuatro empresas que se iban a presentar, pero no lo hicieron porque el contrato ya estaba direccionado para el único oferente que se presentó”, señaló Jairo Medina, presidente de la veeduría ciudadana Eficiencia y Transparencia por el Meta y la Orinoquia. “Es un pliego sastre. Como nos dijeron, es un compromiso con Camilo Pérez, cuñado de la exgobernadora Marcela Amaya”, manifestó Medina en diálogo con Llano7días.

Finalmente el contrato se adjudicó a Vitalimentos S.A.S. y entre las cosas que más han llamado la atención está el hecho de que aunque el PAE ya no será operado por Pan y Vida, el antiguo contratista, su representante sigue siendo el mismo. Se trata de Diego Fernando Morato Gutiérrez, quien esta vez estará a cargo del contrato que supera los 24 mil millones de pesos.

Llano7días intentó contactarse con él para conocer mayores detalles, pero no hubo respuesta. Municipios como Puerto Gaitán asumen el PAE en su totalidad, y aquí nuevamente llama la atención que actualmente el operador del Plan de Alimentación Escolar en esa zona también es Vitalimentos S.A.S, con un contrato de $6.206.118.240, siendo de igual manera la única propuesta recepcionada por el comité evaluador, tal y consta en el Secop.

El Plan de Alimentación Escolar del Meta incluye tres estratégias, las raciones industrializadas, los almuerzos servidos y los internados. Sanabria afirmó que actualmente se invierten cerca de 80 mil millones de pesos al año, de los cuales 45 mil millones de pesos dependen del Sistema General de Regalías. El secretario indicó recientemente ante la Asamblea Departamental que antes de finalizar mayo estaría iniciando el nuevo contrato del PAE con una cobertura a los 70 mil niños que se habían priorizado.

Según la veeduría, el claro direccionamiento se evidencia por el requisito excluyente de exigir a quienes pretendían participar, el CHS respectivo expedido por las secretarías de salud para las bodegas que exigen los pliegos, (dos en Villavicencio y una en Granada). Lo anterior teniendo en cuenta “que estas dependencias no están laborando personalmente”, expuso Medina.

Frente al tema, Sanabria dijo que las exigencias establecidas en el pliego de condiciones son de carácter histórico por parte de esa entidad y solo están orientadas a garantizar la continuidad en la prestación del Programa de Alimentación Escolar, al igual que el suministro continuo y durante lo restante del calendario académico 2020 y como segunda medida, a prevenir inconvenientes que afecten la ejecución del programa de manera ininterumpida. “No es correcto indicar que el concepto sanitario de las bodegas de almacenamiento es excluyente de presentación de proponentes cuando, estas tienen término de vigencia de un año”, explicó Sanabria. Jhon aseguró que la urgencia en la contratación se relaciona con la necesidad de que los estudiantes no dejen de recibir el PAE, por lo que todo estaba milimétricamente calculado para que se iniciara el nuevo contrato tan pronto terminara el anterior.

Debido a la inconformidad frente a lo expuesto y manifestado otras situaciones que consideran irregulares, la veeduría elevó la queja a la Procuraduría Regional del Meta, solicitado a la Contraloría general de la Nación el control preferente y pidiendo a la Fiscalía General de la Nación se investigue la legalidad de lo actuado a la luz de las normas de contratación y del derecho. “El proceso goza de todas las garantías y transparencia como lo dice la ley. Es un proceso público, abierto, amplio y participativo”, puntualizó el secretario de Educación respecto a la denuncia. Por su parte, este medio prepara una segunda entrega de esta investigación, donde se profundizará el perfil de Morato y otros contratos que ha obtenido durante varios años en el departamento.

Contenido Relacionado