Nueva cárcel para Villavicencio, en el limbo

Nueva cárcel para Villavicencio, en el limbo

Por: Yéssica Salgado

Aunque el ministro de Justicia anunció en febrero la construcción de una nueva prisión para la ciudad, el proceso va lento y, al parecer, no se lograría concretar en este gobierno.

La reciente ola de inseguridad que vive Villavicencio, la cual ha dejado algunos muertos en la ciudad, ha vuelto a poner en el foco de atención el problema de hacinamiento en las carceletas y en la prisión de la ciudad, además de la necesidad de una nueva cárcel para la capital del Meta, debido a que por el alto número de personas recluidas en estos lugares y el poco espacio que hay, muchos delincuentes son dejados en libertad a las pocas horas de haber sido capturados por cometer delitos menores.

Y es que de acuerdo con cifras entregadas por la Secretaría de Gobierno del municipio, la cárcel de Villavicencio tiene un sobrecupo del 33 por ciento, ya que su capacidad es solo para 899 internos y hoy esta infraestructura alberga 1.200 personas privadas de la libertad.

En el caso de la URI, este centro de reclusión transitoria tiene una capacidad para 40 personas, pero hoy tiene 47, lo que se traduce en una sobreocupación del 18 por ciento. Por su parte, el CP3, que tiene capacidad para albergar a 50 personas, hoy mantiene en sus instalaciones 89 personas retenidas, su nivel de sobrecupo es el del 78 por ciento.

En cuanto a la estación del distrito, su capacidad es de 70 personas, pero hoy tiene 101, es decir, tiene un sobrecupo del 33 por ciento. Ante este panorama tan preocupante, es importante recordar que el pasado 25 de febrero el ministro de Justicia y del Derecho, Wilson Ruiz Orejuela, visitó Villavicencio y confirmó que desde esa fecha se adelantan diálogos con la Sociedad de Activos Especiales (SAE) para la consecución de un lote en el que se construiría una nueva cárcel de carácter agrícola en la capital del Meta, la cual podría albergar a 3.000 privados de la libertad. De acuerdo con Ruiz Orejuela, los recursos para la construcción de esta nueva penitenciaría provendrían en un 70% del Gobierno Nacional, el restante 30% lo aportarían la Gobernación del Meta y la Alcaldía de Villavicencio.

 Además de estos anuncios, en esa misma fecha el jefe de la cartera de Justicia manifestó que habló con el presidente de la SAE, Andrés Ávila, y que este le dijo que existe la posibilidad de conseguir dos lotes: uno en Caños Negros y otro en Apiay, ambos con un área superior a las 50 hectáreas.

“La idea es construir en uno de estos dos terrenos una cárcel agrícola que con[1]tribuya al proceso de resocialización de los internos”, aseguró. Pero, ¿qué ha pasado con este anuncio? ¿En qué va la nueva cárcel que se construirá en Villavicencio?

 Frente a estos interrogantes, Andrea Lizcano, secretaria de Gobierno de Villavicencio, indicó que luego de la visita del ministro Ruiz, han venido entablando diálogos con la SAE para con[1]seguir los predios donde se pueda construir la nueva cárcel para el municipio.

“Hemos entregado la in[1]formación que la SAE y la Unidad de Servicios Penitenciarios y Carcelarios de Colombia (Uspec) nos ha pedido, ya que esta entidad es la encargada de la construcción de las cárceles en el país, sin embargo, y pese a que el municipio adelanta el proceso de revisión de documentación preliminar para mirar la viabilidad del predio que la SAE enseñó, la Uspec aún no es clara en si los predios son adecuados para la construcción de la nueva penitenciaría, ya que, según la Uspec, el uso del suelo del predio es rural y el que ellos necesitan debe ser institucional. Sin embargo, esto no es una camisa de fuerza, ya que puede ser sujeto de algún ajuste”, explicó Lizcano.

Aun así, la funcionaria dijo que le preocupa que no hay una interlocución muy clara con la Uspec , por lo cual se requeriría un mayor compromiso de parte del Gobierno nacional. “Este proyecto necesita una mesa de diálogo, porque en los últimos documentos Compes que se han creado en mate[1]ria penitenciaria, se habla de construcciones de cárceles, pero ninguna está des[1]tinada para Villavicencio, y en el Plan de Desarrollo del presidente Duque, tampoco está incluida una nueva penitenciaria para la capital del Meta. Entonces, necesitamos que la Uspec sea más activa y también el Ministerio de Justicia, ya que el municipio y la Gobernación del Meta están liderando un proceso para construir una nueva cárcel en la región”, afirmó la secretaria de Gobierno de Villavicencio.

A futuro

En caso de que la Uspec apruebe los terrenos que presentó la SAE, el municipio, el departamento y la Nación, tendrían que iniciar un proceso de búsqueda de recursos ya que la construcción de la nueva cárcel para la capital del Meta costaría unos 250 mil millones de pesos.

“El municipio no puede construir solo la cárcel, por eso pondría un pequeño aporte de dinero y los terrenos donde se va construir la nueva penitenciaria. También, la gestión predial y catastral necesaria.

El resto del aporte lo tendría que poner la Gobernación del Meta de acuerdo a sus capacidades financieras y la Nación”, precisó la secretaría de Gobierno.

La funcionaria también recalcó que la construcción de esta nueva cárcel no se va a dar en este gobierno. “Lo que buscamos es realizar un plan de relocalización de la actual cárcel, ya que no se ha avanzado en algo concreto sobre este proyecto, lo que vamos a dejar listo es una prefactibilidad del proyecto”, explicó Lizcano.

Contenido Relacionado