Pandemia afectó venta de cenas navideñas en Villavicencio

Pandemia afectó venta de cenas navideñas en Villavicencio

Familias dedicadas a comercializar cenas navideñas en Villavicencio, aseguran que la pandemia cambió la forma de celebrar Navidad, afectando sus ventas.

Por: Jair Escobar

Los regalos no son los únicos protagonistas durante esta época decembrina, la comida también adquirido un lugar importante. Y es que, durante el último mes del año,  grandes y chicos deleitan  el paladar con exquisitos platos en diferentes festividades, aunque los buñuelos, la natilla y la lechona siguen siendo tradicionales, la comida de otras latitudes toma fuerza en los hogares de los villavicenses.

Durante esta temporada decembrina tanto familias como empresas adquieren sus cenas navideñas por medio de empresas  dedicadas a la venta de estas,  ya sea de manera formal o informal en la capital del Meta.

Sin embargo,  este año las cenas navideñas  no marchan como en años anteriores, ya que ha sido muy poca la acogida que se ha tenido por parte de los villavicenses a la hora de celebrar Navidad, con cenas a la carta.

Llano SIE7EDÍAS indagó con Alexandra Suárez, quien vende cenas navideñas  a través de redes sociales, para saber más acerca de este trabajo que realiza y cómo les ha ido en lo que va de diciembre.

 “Vamos bien, no como en años anteriores, pero la gente ha estado preguntando y apartando sus cenas para Navidad, al igual que las empresas.  Ya tenemos varias vendidas y espero que con las novenas aumenten un poco las ventas”, contó  Alexandra Suárez.

La microempresaria, indicó, además, que el pollo y el pavo es la comida más pedida para las cenas para esta Navidad en Villavicencio, además de las cenas estilo buffet para reuniones un poco más grandes, que también se piden en esta época decembrina.

Por su parte Roxana Pérez, quien se dedica a vender cenas navideñas desde hace cuatro años junto a su familia en la ciudad de Villavicencio, dice que ha estado pesado.

“Este año no se han vendido igual número de cenas que en otros años, ya que con el tema de la bioseguridad, no se pueden reunir tantas personas. Por eso, las ventas han sido mínima”, indicó Roxana Pérez.

Sin embargo, dijo que a pesar de las pocas ventas en las cenas, les ha ido mejor con los pasabocas. “Lo que la gente más nos pide son natilla y buñuelos.   Eso se vende como pan caliente”, dijo la microempresaria.

La baja en las ventas ha traído preocupación  a las familias que se dedican a vender estas cenas para la temporada decembrina, ya que es una de las formas con las que buscan sus ingresos durante este último mes  del año.

Para Roxana  esta situación se debe a que poco a poco se han ido perdiendo las costumbres y tradiciones decembrinas en Villavicencio.

Por su parte, Deisy Cuadros, residente en Villavicencio,  dijo que si bien es cierto que las costumbres se han ido perdiendo, ella y su familia no son de comprar cenas navideñas, sino de hacer su comida para estas fiestas junto a su familia, tradición que han tenido siempre para compartir en familia y pasar una navidad alegre.

“Nosotros nunca hemos comprado una cena navideña.  Junto a mi familia días antes de diciembre, decidimos qué vamos a preparar para la comida, ya sea desde hacer tamales o hacer sancocho, hasta asar un cerdo para compartir juntos en familia”, dijo Deisy Cuadros.

Se espera que con la llegada de las novenas este 16 de diciembre la situación mejore y se incrementen las ventas para estos negocios de cenas navideñas en los que trabajan diferentes familias de la capital del Meta. En Villavicencio  se pueden encontrar cenas desde los 40.000 pesos, hasta 80.000 pesos.

Contenido Relacionado