Perros peligrosos con dueños irresponsables

Perros peligrosos con dueños irresponsables

Aunque la ley contempla un conjunto de normas para  la tenencia de animales de razas de manejo especial, los dueños no las cumplen.

Por: Yéssica Salgado

Durante el pasado mes, en Villavicencio, se registró el ataque de dos  perros de razas de manejo especial, específicamente  contra un menor y un adulto, que les dejaron a estas personas varias lesiones en sus cuerpos.

Al parecer, las mascotas estaban sin bozal mientras se encontraban en espacios públicos.

Los  hechos reabrieron la polémica sobre la tenencia de los animales catalogados como potencialmente peligrosos, pues para muchos la ley 746 de 2002, que regula la tenencia y registro de este tipo de animales, es burlada constantemente.

Y es que a  pesar de lo que establece esta ley, y  la normatividad consignada dentro del Código Nacional de Policía y Convivencia (Ley 1801 de 2016), que especifica que los perros de razas de manejo especial deben ser trasladados o tenidos en algún lugar abierto al público con su respectivo collar, su traílla y el bozal para evitar accidentes, esto no se cumple.

Según cifras de la Policía Metropolitana de Villavicencio, en lo que va corrido del año se han aplicado 45 multas por incumplimiento a los  artículos 124 y 134 del Código Nacional de Policía y Convivencia, numerales donde se  contempla un conjunto de normas que obliga a los dueños de perros de 14 razas catalogadas como potencialmente peligrosas a tener un control más estricto con sus mascotas.

En el mismo periodo del año anterior se aplicaron 107 multas en la capital del Meta por incumplir los mismos artículos de la Ley 1801 del 2016.

El Código de Policía también establece que los dueños de perros de razas de manejo especial deben adquirir una póliza que cubra los daños que el animal pueda causarles a terceros. Pero, los propietarios de estas razas de perros aseguran que no han podido adquirirlas por una sencilla razón: no existen.

De no tenerla, los tenedores deben hacerse responsables de los daños que ocasione el perro, pero en muchas ocasiones no lo hacen.

A estos incumplimientos se suma, que los tenedores de ejemplares caninos de manejo especial no cumplen con el registro de estos animales en la Secretaría Local de Salud Municipal, el cual es gratuito.

Este consiste en inscribir en el censo a los perros potencialmente peligrosos que hayan tenido episodios de agresiones a personas u otros perros, los que han sido adiestrados para el ataque y la defensa o aquellos que pertenezcan a un club de las razas o cruces híbridos como american staffordshire terrier, bullmastiff, dóberman, dogo argentino, dogo de burdeos, fila brasileiro, mastín napolitano, bullterrier, pitbull terrier, american pitbull terrier, de presa canario, rottweiler, staffordshire terrier y tosa japonés.

El registro de estas mascotas se debe realizar en cumplimiento del Código Nacional de Policía y Convivencia, pero no se cumple.
 

Según Andrea Lizcano, secretaria de Gobierno de Villavicencio, a la fecha se han registrado en la Secretaría de Salud del municipio 325 animales de razas de manejo especial, lo que evidencia el incumplimiento por parte de algunos tenedores de ejemplares caninos de manejo especial, ya que según Arley Arteaga, representante de la corporación MetaBull, en Villavicencio hay cerca de 1.500 animales de razas de manejo especial, pero la cifra podría ser superior.

Es decir, más de la mitad de  ejemplares caninos de manejo especial que hay en el municipio no están censados, lo que es preocupante, ya que muchos de estos animales están en condición de abandono y no cuentan con las vacunas requeridas,  lo que representa un riesgo inminente para la población, ya que estos perros son portadores de bacterias, parásitos y otros agentes zoonóticos causantes de una serie de enfermedades como infecciones, sarna, tiña, brucelosis y erlichiosis, entre otros, que se trasmiten a las personas a través de mordeduras o del contacto habitual.

Ante este panorama tan preocupante, es importante preguntarse: ¿por qué los tenedores de ejemplares caninos de manejo especial no cumplen las normas establecidas para a tener un control más estricto con sus mascotas?

Sobre este tema tan espinoso, Arley Arteaga, representante de la corporación MetaBull, respondió  que en  algunos casos no se cumplen las normas establecidas porque hay tenedores irresponsables, y en otros porque no se pueden cumplir.

“En el caso de la norma que establece el uso del collar, la traílla y el bozal, hay incumplimientos porque los tenedores son realmente  muy irresponsables. Por eso, esperamos que les caiga todo el pesos de la ley, ya que no se puede permitir que se presenten accidentes por la irresponsabilidad de otros”, dijo Arley Arteaga.

Con respecto a la póliza que los dueños de perros de razas de manejo especial  deben adquirir para cubrir el daño que el animal pueda causarle a terceros, Arteaga dijo que: “No se puede cumplir con esta  norma que exige la ley porque la póliza de responsabilidad civil no existe. No hay aseguradoras en el país que vendan este tipo de pólizas por el riesgo que conlleva eso para sus negocios”.

 Sin embargo, hay que señalar que la aseguradora SURA vende un seguro para daños a terceros que cubre un monto cercano a los 50 millones de pesos. El valor de esta póliza está entre 600 mil pesos y 1. 400.000 mil pesos. 

Para Arteaga este seguro para daños a terceros no es la misma póliza a la que hace referencia el Gobierno Nacional, ya que “lo que exigen no es lo que están vendiendo los seguros”.

“Hace un mes sostuvimos una reunión con Fasecolda, entidad que agrupa a las aseguradoras y nos dijeron que no están interesados en vender esa póliza de responsabilidad”, aseguró Arley Arteaga, representante de la Corporación MetaBull. 

Sobre el registro que deben hacer en la Secretaría de Salud local los tenedores de perros, Arley Arteaga dijo que no lo están haciendo por miedo a ser perseguidos.

Así las cosas, cabe señalar que en el mes de marzo de 2022 se emitió el decreto 380, mediante el cual el Gobierno Nacional le dio seis meses de plazo a los tenedores de estos perros para adquirir la póliza de responsabilidad civil extracontractual.

Contenido Relacionado