Riesgo por oscuridad

Riesgo por oscuridad

En la doble calzada que comunica a la Séptima Brigada con el sector de Ocoa la iluminación es tan deficiente que representa peligro para quienes transitan por allí en horas de la noche.

Recientemente se han desatado polémicas por la terminación de las obras de doble calzada en Villavicencio, tomando como gran prioridad el cambio en el diseño de los intercambiadores que se entregarán en la vía que comunica Fundadores con Ciudad Porfía. Sin embargo, al otro lado de la ciudad, la doble calzada que lleva hacia el sector de Ocoa presenta deficiencias.

Situaciones de riesgo se vienen generando en este sector, según las denuncias que la comunidad ha hecho llegar a este medio de comunicación, en las cuales se relaciona el temor que sienten motociclistas, conductores y transeúntes, quienes temen por su seguridad al transitar por esta vía.

En horas de la noche la oscuridad se toma el tramo que va desde la Séptima Brigada hasta la Universidad Cooperativa y en el que va desde el Semáforo ubicado en la entrada hacia Kirpas hasta el puente Ocoa. La iluminación es tan escaza que dificulta la movilidad por estos sectores.

Aunque la iluminación es uno de los proyectos que en voz de la Alcaldía municipal se pretende fortalecer en la capital del Meta, esta falla se genera por parte de la AIM y el Consorcio que tiene a cargo estas obras, pero después de meses de existir esta problemática, sigue sin solución.

Llano SIE7EDÍAS intentó comunicarse con el gerente de la Agencia para la Infraestructura del Meta para conocer cuál es la razón para que se esté manteniendo el riesgo latente para la población que se moviliza por este sector, pero no hubo respuesta en las diferentes ocasiones en que se intentó realizar el contacto.

Pese a que en los 800 metros que se tiene de obra en este sector la doble calzada la movilidad ha mejorado por cuenta de la ampliación de carriles, la dificultad se ha trasladado hacia la seguridad, tanto para quienes arriesgan su vida al intentar cruzar esta avenida y pueden no ser vistos por los conductores por la falta de iluminación, como para quienes han sido víctimas de hurtos por parte de delincuentes que aprovechan esta falta de luz.

La comunidad ha hecho el llamado a las entidades encargadas de esta situación para que generen soluciones efectivas y oportunas, antes de que se puedan presentar casos por lamentar. Carlos Orrego, habitante del sector, advirtió que para él y sus hijas es un riesgo caminar después de las seis de la tarde por esta vía.

Contenido Relacionado