Ruidos de inconformidad en Villas de Alcaraván

Ruidos de inconformidad en Villas de Alcaraván

En el barrio Villas de Alcaraván, los vecinos dicen sentirse inconformes y desprotegidos frente a la poca presencia y pie de fuerza por parte de la Policía. “Uno llama a el cuadrante y se demoran o a veces no llegan”, informó Orney Mejía, presidente de la JAC, a Llano7días.

Los residentes del sector manifestaron que en el barrio habita un miembro activo de la fuerza pública que incumple los códigos de policía y convivencia, al realizar reuniones hasta altas horas de la noche, con exceso de ruido y aglomeraciones en su vivienda, cada fin de semana. La comunidad informó, que en repetidas ocasiones se le ha llamado la atención al uniformado para que modere el volumen, situación a la cual él hace caso omiso. “El señor organiza fiestas y reuniones, se le ha llamado por el sonido alto; pero él no hace caso”, dijo Orney Mejía, representante legal del barrio.

Por lo anterior, otros habitantes de Villas de Alcaraván, debido al mal comportamiento en sus horas de civil del miembro de la Policía Nacional, han decidido reportar su conducta con el cuadrante de Policía Metropolitana, hecho que no ha generado resultados positivos sino una latente inconformidad por parte de la comunidad frente a la fuerza pública.

Y es que, según las denuncias, los agentes al tocar la puerta del ciudadano que afecta la tranquilidad y convivencia de los demás residentes de Villas de Alcaraván, no realizan a cabalidad su trabajo como autoridad, ya que el policía residente en el barrio no corrige su accionar.

Es decir, que las medidas correctivas para el infractor de los códigos de convivencia son simplemente verbales. “El hombre sale, saluda a los cursos, ellos le piden que le baje al sonido. Él entra, le baja, los amigos (policías) se van en la patrulla y él vuelve le sube volumen; pero nada de comparendo ni nada”, afirmó el presidente de la Junta de Acción Comunal.

Por tal razón, Llano7días intentó comunicarse con la Policía Metropolitana para saber su versión frente al caso. No obstante, el periódico no recibió ningún comunicado por parte de la institución.

Asimismo, la mala convivencia con algunos vecinos no es la única dificultad que día a día sufren los habitantes del barrio Villas de Alcaraván. También, en el sector se dificulta el tránsito de vehículos y motocicletas, dado el mal estado de sus vías de acceso. La comunidad ha radicado derechos de petición, solicitándole a la administración municipal una oportuna intervención a las calles del lugar.

Incluso, hace más de 5 meses la Secretaría de Infraestructura les informó que enviarían la maquinaría para darle solución al mencionado problema, pero hasta la fecha no han empezado las obras. “En marzo nos dijeron que ya mandaban la maquinaria pero nada. No dijeron marzo de qué año”, sentenció el vocero de la comunidad.

Finalmente, Villas de Alcaraván, no cuenta con calles pavimentadas ni sistema de aguas lluvias, hecho que causa el estancamiento de las mismas en los huecos de las vías. Por ende, los residentes del barrio pidieron el auxilio de la Alcaldía. Los residentes del barrio denunciaron que en la administración municipal no les han brindado la respuesta esperada.

Por: Camilo Hernández.

Contenido Relacionado