Se demarcaron puestos de vendedores informales en el centro de Villavicencio

Se demarcaron puestos de vendedores informales en el centro de Villavicencio

Ayer se inició la demarcación del perímetro de los puestos de trabajo donde los vendedores informales del centro desarrollarán sus actividades comerciales, una actividad orientada a garantizar que se cumplan las distancias recomendadas para reducir los riesgos de contagio.

Esta iniciativa es parte del proceso que ha liderado la Secretaría de Control Físico en conjunto con los vendedores para la reactivación del comercio informal, que comenzará gradualmente entre hoy y mañana, tras varias reuniones de sensibilización sobre las medidas de bioseguridad y después de consolidar una caracterización sobre el número de personas que regresarán a trabajar.

De acuerdo con el director de Espacio Público de la Secretaría de Control Físico, Jaime Pardo, “más o menos 825 vendedores informales de la zona centro de la ciudad estarán dando reapertura a sus negocios, una vez se termine la demarcación espacial”.

“Con todo el personal (de la Secretaría de Control Físico) hemos venido diseñando la reubicación de los vendedores en sitios estratégicos, siempre guardando la distancia social que piden los protocolos de bioseguridad. El trabajo ha sido arduo y los vendedores informales han colaborado. Ya socializamos con ellos el protocolo y todos están guardando las diferentes recomendaciones que hemos impartido para hacer la reapertura de la mejor manera”, añadió el director de Espacio Público.

El Polígono de Vida del centro de Villavicencio se dividió en siete sectores y en cada uno habrá un comerciante que hará las veces de vigía encargado de recordar las medidas de bioseguridad, como usar tapabocas y cambiarlo cada cierto tiempo,  utilizar gafas o careta, guardar el distanciamiento y cumplir un horario de trabajo que va de 8:00 a.m. a 5:00 p.m.

Contenido Relacionado