Se firmó decreto de Compensación Ambiental

Se firmó decreto de Compensación Ambiental

Este instrumento ayudaría a que terrenos en áreas protegidas sean entregados a la administración municipal, para que esta se encargue de su cuidado, a cambio de permisos de construcción.

En la capital del Meta se llevó a cabo la firma del Decreto de Compensación Ambiental, el cual promueve la protección por parte de las áreas protegidas que antes no le pertenecían al municipio y que ahora tendrán la posibilidad de pertenecer a este. El intercambio con los privados promete generar incluso mayores opciones de vivienda en la capital del Meta.


Según lo confirmó el alcalde Felipe Harman, se trata de un intercambio en el cual se les otorgará a las constructoras el permiso para construir con mayor altura, siempre y cuando estas entreguen terrenos de áreas protegidas. Hasta ahora el municipio no contaba con propiedad sobre ningún terreno de humedal, lo que cambiará con este instrumento.


La firma del decreto estuvo acompañada con el anuncio del primer intercambio, realizado por el municipio con Amarilo, quienes entregaron alrededor de 14 hectáreas de área protegida de humedal, a cambio de poder construir con mayor altura en algunos de sus proyectos. Esto se dio en el predio lla- mado Juanambú, colindante con el humedal Kirpas – Pinilla y el Calatraba.


Este modelo pretende, además, que estos terrenos se adhieran a las zonas de espacio público que las constructoras deben entregar, con el fin de generar un sistema de parques públicos, para que la comunidad pueda estar más cerca de los humedales, conocerlos y buscar espacios de mayor conciencia ambiental.


Frente al 1% de Plusvalía que las constructoras entregan y que se utiliza para que la administración adquiera terrenos, se va a invertir en la contratación de guardabosques y gestión de sostenimiento para los futuros parques.


Este hecho, según Harman, destraba más de 10 proyectos de vivienda, además, brinda la oportunidad para que se vaya generando una relación cercana con el sector privado, logrando así que próximamente se pue- dan obtener más terrenos de áreas protegidas.


Andrés Felipe García, director de Cormacarena, aseguró que gracias a que estos terrenos se convierten en públicos, se puede habilitar la inversión en la protección de estas zonas, sin necesidad de pedir permisos a un privado, generando mayores garantías para el cuidado de los humedales y la reforestación que se quiera generar en las áreas protegidas.


Andrés Pacheco, gerente general de Amarilo, aseguró que este es un hito, ya que en Villavicencio hay muchos humedales pero ninguno es público, dijo que con el plan Parcial Juanambú más de 10 hectáreas de suelo de protección son entregadas para uso público, para que los ciudadanos lo puedan usar.


Pacheco aseguró que el plan parcial permite hacer casi 6mil viviendas, y este decreto permite hacer casi 200 más. Además, añadió que Amarilo no es propietario pero trabaja con quienes sí lo son, advirtiendo que hay más interesados en hacerse partícipes de este modelo.

Contenido Relacionado