Se necesita seguridad y vigilancia

Se necesita seguridad y vigilancia

El puente peatonal ubicado frente al barrio Samán de la Rivera se ha convertido en lugar para el accionar de delincuentes que aprovechan la altura para hacer de las suyas.

El Samán de la Rivera, ubicado en la comuna ocho y que cuenta con más de 22 años de fundación, en el último tiempo se ha visto favorecido a raíz de proyectos de desarrollo y ampliación viales que se realizan en el municipio; como la doble calzada Villavicencio – Acacías, la cual ha mejorado la movilidad en la ciudad, además en el barrio se han instalado puentes peatonales, semáforos y está en desarrollo un viaducto para que comunique al lugar con Porfía, Charrascal, entre otros asentamientos aledaños.

Sin embargo, según la comunidad del barrio, algunas de estas estructuras viales vienen siendo mal
aprovechadas por consumidores de sustancias alucinógenas de sectores aledaños al Samán de la
Rivera; quienes se posicionan en uno de los puentes peatonales que conecta al lugar con la avenida de al frente, es decir, en sentido Villavicencio – Acacías. “El puente lo han cogido para fumar marihuana, ahí se la pasan”, expresó Gustavo Castro, presidente de la Junta de Acción Comunal.

Asimismo, en voz de los habitantes del sector se pudo conocer que debido a la aglomeración de
consumidores de droga en dicho puente, se ha detonado una problemática de inseguridad y delincuencia. En el lugar se han producido múltiples hurtos en esta vía principal de la ciudad y al interior del barrio, ya que a transeúntes o habitantes del Samán de la Rivera, quienes llegan de trabajar en horas de la noche, han sido despojados de sus objetos materiales por delincuentes que toman como vía de escape Ciudad Porfía. Situación que ha sido denunciada por la comunidad al cuadrante de Policía del sector.

Llano7días se contactó con la Policía Metropolitana de Villavicencio para saber su respuesta a esta
problemática. Es así que la institución informó que través de especialidades como el Grupo de Infancia y Adolescencia, prevención y educación ciudadana se han adelantado más de 800 campañas, orientadas a sensibilizar a la ciudadanía y a la población infantil para alejarlos de esta problemática social que no solo afecta los habitantes de la región, sino también a todo un país.

Finalmente, Llano7días se puso en contacto con Andrea Lizcano, secretaria de Gobierno y Postconflicto para conocer sobre esta problemática de consumo que se viene registrando en el puente peatonal, a lo que respondió: “El consumo de droga en Colombia está permitido por la Corte
Constitucional, ahí está el problema que tenemos ahora desde el punto de vista legal. Si ahí está una
persona parada consumiendo droga, la Policía no lo puede capturar porque para la Corte Constitucional este tema está en libre desarrollo de la personalidad, se ha tratado de explicarle a la ciudadanía que finalmente no es culpa de la Policía”, dijo Andrea Lizcano.

Mientras el gobierno parece no tener nada qué hacer en contra de las acciones de consumo de
alucinógenos, o la inseguridad que se produce con esto, además de las campañas de la Policía, la
población deberá seguir esperando soluciones, dado que en este sector es la única manera de atravesar la doble calzada sin arriesgar la vida.

Contenido Relacionado