Sobre el reinicio del Transporte Público Colectivo

¿Y la modernización de los buses?

Villavicencio, como capital del Meta, se ha visto afectada desde que inició la emergencia sanitaria y las medidas de aislamiento y distanciamiento, pero uno de los sectores que más inquietud genera es el del Transporte Público Colectivo, dado que han detenido su operación, lo cual afecta a conductores, propietarios, empresas privadas, y demás, pero los usuarios, en vista de la paulatina vuelta a la normalidad, han sido otro sector que se ha visto realmente afectado.

Mucho se ha hablado sobre las constantes reuniones que la Alcaldía municipal ha sostenido con Unirutas, sin lograr (aún) un resultado que haga que los buses entren nuevamente en funcionamiento en la ciudad.

Sin embargo, Eder Muñoz, secretario de Movilidad, aseguró que se ha avanzado en este tema y solo se está dependiendo de la gestión privada. Desde la semana anterior, luego de una reunión con Unirutas, se definieron algunos parámetros para el reinicio de las labores, luego “nos hicieron llegar el documento de protocolos de bioseguridad que plantean para el reinicio, a lo que dimos respuesta afirmativa, con la condición expresa que sea aplicado a toda la flota sin excepción. De ello se encargará Unirutas de implementar y documentar, mientras que Movilidad hará la vigilancia respectiva”, dijo Muñoz.

El problema actual, radica en que surgió un desacuerdo entre los privados, ya que las empresas estarían cobrando rodamientos a los propietarios por los meses de abril y mayo, en los cuales claramente no hubo actividad. En el último pronunciamiento de Unirutas, el pasado lunes 25 de mayo, según el funcionario, se confirmó que se facilitarán descuentos en costos administrativos de hasta el 50 %. “Sin embargo la posición de propietarios es que se defina con claridad sobre el concepto de rodamiento y costos directos asociados.

Esperamos que este fin de semana se lleguen a acuerdos para que se reinicie la operación”, afirmó Eder. Por lo anterior, los privados deberán resolver estas diferencias y aclarar todos estos asuntos, para que tanto empresas, propietarios y conductores estén en sintonía para el reinicio de las labores en la capital de Meta.

Por otro lado, Unirutas habría reiterado la solicitud de la implementación de tecnología de gestión y control de flota, a lo que la administración local ha respondido que primero deberán revisar de forma técnica las especificaciones y las condiciones jurídicas para vincular al operador tecnológico. A lo anterior, Muños aseguró que “hay que tener en cuenta que este fue seleccionado después de elecciones, sin el acuerdo entre todos los involucrados (empresarios y propietarios) y donde se decretó la última semana del 2019 un calendario de instalación obligatoria a todos los propietarios (so pena de no permitir su salida a prestar el servicio) y la definición de las especificaciones técnicas de los equipos y el sistema de rastreo a instalarse.

 Al inicio de esta administración se suspendió el proceso mediante decretos que aún están vigentes para definir objetivamente la selección del operador y las condiciones técnicas y operativas”.

Es decir, después de estas situaciones planteadas, los privados tienen la última decisión sobre la fecha en la que los buses empezarán a circular, lo cual se espera que pueda gestionarse esta semana y pueda ser implementado lo antes posible, con el fin de que el transporte público pueda volver a funcionar. De otro lado, los parámetros de bioseguridad que se deben cumplir son: Tanto despachadores, como conductores e inspectores, deberán lavarse las manos cada 3 horas, el uso de tapabocas será obligatorio, así como cada 3 horas también deberán desinfectar el dinero suelto y deberán usar guantes. Por su parte, los vehículos deberán tener alcohol antiséptico en gel disponible, así como deberán retirar los forros en tela y las ventanas deberán estar completamente abiertas. La ocupación máxima de estos vehículos será hasta del 50 %, deberán también ceñirse a las medidas de pico y placa, lo cual reducirá a la mitad la circulación de vehículos.

Las jornadas y recorridos irán desde las 5:30 de la mañana, hasta las 6:30 de la tarde, hora en que ya deberán haber concluido todos los recorridos. Estas son algunas de las medidas que se adelantarán durante el reinicio de las labores de los buses en Villavicencio, las cuales serán monitoreadas por Unirutas y la Secretaría de Movilidad de Villavicencio.

Contenido Relacionado