Un vistazo a la educación en Villavicencio

Un vistazo a la educación en Villavicencio

El sector educativo es uno de los que más ha dado de qué hablar en este último tiempo de emergencia en la capital del Meta, dado que se han suscitado numerosos comentarios, a favor y en contra, de la manera en que se ha manejado este aspecto, dado que aunque los menores no puedan estar de cuerpo presente en los centros educativos, han tenido que recurrir a la virtualidad para continuar accediendo a su derecho a la educación.

Sin embargo, hay distintas problemáticas que aún no se logran enfrentar de una manera eficiente al 100%, como lo son: la conectividad, los cobros en colegios privados y la equidad de la información y conocimiento que los estudiantes de la ciudad reciben.

Si bien es cierto, la Alcaldía ha gestionado diferentes estrategias, buscando fortalecer la conectividad, esto ha sido insuficiente para sectores rurales e incluso para quienes no cuentan con una máquina para acceder a los contenidos.

Esto ha generado una diferenciación en los contenidos y la forma en que los estudiantes los reciben. Llano7días logró establecer diálogo con diferentes rectores para conocer la situación desde los puntos de vista rural, urbano, privado y oficial.

Educación rural

 Llano7días entrevistó a Pablo Álvarez, rector del colegio Guillermo Cano Izaza, el cual está ubicado en el corregimiento 2 de la capital del Meta, teniendo su sede principal en Buenavista y otras sedes en las veredas circunvecinas.

Durante la entrevista, el rector dejó entrever que sí se tiene dificultades en el tema de conectividad, pero que junto al gobierno se han generado las estrategias para lograr un cubrimiento total de la población estudiantil.

Según lo confirmó Álvarez, allí se está implementando la educación por medio de cartillas y guías, las cuales son recogidas por los padres de familia y llevadas a sus hogares para que los niños desarrollen estos contenidos.

Aclaró además, que los profesores mantienen un continuo acompañamiento y supervisión por medio del teléfono y el uso de Whatsapp. Sobre el tema de conectividad, en el colegio Guillermo Cano esperan una solución a esto temas, ya que el rector aseguró que no se pudo acceder a la estrategia que la Alcaldía adelantó con la empresa Claro, gracias a que esta depende de la fibra óptica y al sector no llega este servicio.

Por lo que esperan que después de entregar un informe sobre la conectividad, puedan desde la administración local generarse apoyos tales como el pago y suministro de datos para los padres, ya que el celular y el Whatsapp son las únicas formas que han tenido para el acompañamiento de los procesos educativos en esta zona de la ciudad.

Educación urbana

Por otro lado, otro colegio oficial que fue contactado por Llano7días, es el Juan Pablo II, en donde se logró hablar con su rectora, Sandra Bernal, quien afirmó que esta época ha sido un total aprendizaje, tanto para maestros, como para estudiantes y padres de familia, quienes se han unido para lograr brindar servicios educativos a toda la población estudiantil. Según lo confirmó Bernal, la estrategia utilizada por el Juan Pablo II, dado que la población total se caracterizó frente al tema de conectividad, se logró individualizar tres grupos específicos que tienen diferentes formas de trabajo.

Aclarando que por gestión de la institución se logró crear usuarios en Google para todos los estudiantes y que estos tengan la posibilidad de ingresar a sus clases en la plataforma Meet.

 Por un lado, están quienes tienen acceso a internet y hacen uso total de la plataforma nombrada anteriormente, haciendo de la virtualidad su más grande herramienta. Entre tanto, un segundo grupo, el cual tiene problemas de conectividad permanente, recibe guías y material impreso, pero reciben un acompañamiento y guía por medio de Whatsapp.

Educación privada

 Finalmente, hay un grupo que no tiene acceso de conectividad ni parcial ni total, a quienes se les genera un material impreso que sus padres trasladan desde la institución hasta las casas, haciendo de este recorrido de los padres, la forma de comunicación entre la institución y estas familias.

Sin embargo, y a pesar de las dificultades, la rectora aseguró que, “todos estamos haciendo nuestro mejor esfuerzo, si bien no es fácil, hemos encontrado la forma de salir adelante con el trabajo conjunto entre los docentes, los niños y los padres de familia”.

Finalmente, Llano7días entrevistó a Lida Camacho Forero, directora del colegio privado Licafo, el cual lleva cerca de 20 años funcionando en la capital del Meta, confirmando algunas de las situaciones que se viven en el ámbito privado de la educación en Villavicencio.

Durante el diálogo con Llano7días, Camacho Forero dijo que es una situación difícil, pero que no hay que verle el lado negativo, sino el positivo. “Lo gratificante y lo productivo es que en este momento los ganadores son los padres de familia porque estamos creando niños independientes, niños autosuficientes, que están generando otros procesos”, dijo la rectora.

Por otra parte, la profesora Lida se mostró preocupada, ya que el tema económico ha sido uno de los más difíciles, tanto para ellos como institución, como para los padres que en algunos casos han quedado desempleados o han visto reducidos sus ingresos. Por esto, Lida aseguró que desde la institución se han generado algunos alivios económicos, sobre todo en el costo de la pensión de quienes estaban inscritos en jornada completa. “Hicimos alivios económicos en algunos casos dependiendo del pago de la pensión”, dijo, procurando que los ingresos alcancen para el pago de su nómina docente, el cual dijo que era uno de los puntos más importantes.

También confirmó que los materiales que fueron llevados inicialmente al colegio, la institución se los está regresando para que los niños lo utilicen en sus casas porque allí es donde lo necesitan.

Contenido Relacionado