Una disputa multicolor

Una disputa multicolor

La intolerancia fue la protagonista durante el fin de semana, en el que se conmemoró el día del Orgullo LGBT, como culminación de la semana de la Diversidad, dado que los mensajes de rechazo y de ataque a esta comunidad no se hicieron esperar.  

Fueron en total 4 cebras que se pintaron en diferentes lugares de la capital del Meta con los colores representativos de la bandera que identifica a esta comunidad. Una forma de expresión y de visibilizar a una población que tradicionalmente ha sido marginada, por algunos sectores conservadores de la sociedad.  

Según lo comentó a Llano7días María José Zabala, coordinadora de los temas LGBT de la Alcaldía de Villavicencio, esta expresiones hacían parte de toda una campaña para la conmemoración de esta fecha importante, la cual se desarrolló durante toda la semana anterior, desde el lunes 22, hasta el domingo 28, día del Orgullo LGBT. Esta campaña estuvo acompañada de jornadas informativas, donde se le explicaba a los villavicenses el significado de los términos gay, heterosexual, Homosexual, lesbiana, transgénero, transexual y demás, dado que, según la funcionaria, en Villavicencio hay mucha ignorancia en estos temas de diversidad sexual e identidad de género. Sin embargo, las voces de rechazo inundaron las redes sociales en Villavicencio, con mensajes contundentes de no aprobación de este tipo de conductas, incluso llegaron a dañar una de estas cebras, escribiendo sobre ella un mensaje contundente que decía: “El mundo se está pudriendo”. 

 Frente a esto, María José dijo: Dañaron la cebra con un mensaje discriminatorio y cargado de odio hacia una población, entonces nosotros lo que queremos hacer es precisamente enviar un mensaje de respeto hacia todos y todas las personas que hacen parte de la ciudad de Villavicencio, para que no discriminen, sino que por el contrario podamos construir una ciudad incluyente, donde todos y todas nos sintamos parte”.  

La funcionaria agregó que esta población siempre ha sido discriminada, y entregó datos como que en Colombia se mueren al año 110 personas por temas de prejuicio, que el gran porcentaje de la población es desempleada, que sufren violencia de prejuicio en las calles, que no tienen una vivienda, en temas de salud y educación los discriminan. “Esos retos los tiene todo el país y el mundo entero, nosotros no nos podemos quedar atrás al garantizarle a cada persona de Villavicencio sus derechos”, dijo. 

 Después de estas acciones de rechazo, durante la tarde del lunes, la comunidad se hizo presente sobre la avenida 40 para mostrar su desacuerdo con estos mensajes de rechazo y volvieron a pintar la cebra, e incluso izaron la bandera que los representa, como un llamado a la tolerancia. Por su parte, Carlos Artunduaga, activista LGBT de Villavicencio, aseguró que estas manifestaciones homofóbicas los afectan porque siempre han sido atacados.  

“No estamos pidiendo derechos exclusivos, solo estamos pidiendo que los derechos que son de toda la comunidad en general, y que a nosotros como población siempre han sido vulnerados, luchamos para que los derechos que están reconocidos se cumplan, para que las instituciones las cumplan como lo dice la ley”, dijo.  

Según dijo Artunduaga, ellos como parejas homosexuales no pueden acceder a un sistema de vivienda, los trans no pueden acceder a servicios médicos, en educación muchas personas con orientación de género diversas no pueden acceder o si acceden son rechazadas y por esto desertan. “No imponemos ideologías, ni queremos que la gente se vuelva homosexual”, dijo Carlos al dejar claro que esta población tiene compromisos, tiene unos deberes con la ciudadanía y con la ciudad. 

 “Hoy somos los LGBT los atacados, mañana puede ser la población Afro, los discapacitados, cualquiera a la que no se le ha escuchado en algún momento y que va a ser atacado cuando quiera alzar la voz y en ese momento la población LGBT estará para apoyarlos”, puntualizó. 

Contenido Relacionado