Veeduría denunció presunto detrimento de dos billones

Veeduría denunció presunto detrimento de dos billones
Redacción

Llano 7 días

La Veeduría Ciudadana Vial del Meta denunció el miércoles un presunto detrimento patrimonial de dos billones de pesos en las obras del tramo dos de la vía entre Villavicencio y Bogotá, con el argumento de que ya fueron pagadas por los usuarios de la vía a través de los peajes y, a pesar de que la mayoría están construidas, no han podido entrar en funcionamiento debido a una falla estructural en uno de los túneles, el número 13, y a la demora en la construcción del viaducto de Chirajara, el mismo que se desplomó en enero del 2018.

“Ese tramo tiene seis kilómetros, que comprende otros túneles más, los túneles 12, 14, 15 y 16, y unos puentes de interconexión. Son dos billones de pesos en obras que no han podido ser entregadas”, explicó el presidente de la Veeduría Vial, Giovanny Angulo.

De acuerdo con la información suministrada, la denuncia por el presunto detrimento ya fue presentada ante la Contraloría.
Según la Veeduría, la demora en la entrega de los diseños del viaducto de Chirajara, una etapa que ya lleva ocho meses y para la que inicialmente se había dado un plazo de cinco meses, se debe a diferencias de orden técnico entre la empresa contratista y el interventor.
Además, de acuerdo con la Veeduría Vial, la falla estructural del túnel 13 también ha causado diferencias entre Coviandes, encargada de la construcción de la obra, y la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), del Gobierno Nacional.

Ante esto, la posibilidad de dirimir el impase ante un Tribunal de Arbitramiento, y la demora que esto podría causar, ha llevado a que la Veeduría proponga que el Gobierno nacional contrate una empresa externa que ejecute las obras y luego cobre el dinero al responsable de los derrumbes en el kilómetro 58, con el fin de que el túnel esté listo para cuando concluya la construcción del viaducto de Chirajara, cuya etapa de obras se demorará, al menos, dos años después de entregados los diseños, según el cronograma oficial.

«De ello se determina que esta ruta podría ser una solución al tránsito de la región y evitar nuevamente el detrimento patrimonial que esta alrededor de 2 billones de pesos que han sido invertidos en este tramo, mitigar las pérdidas económicas de la región y las notorias afectaciones sociales por no generar las garantías de movilidad», concluye el informe técnico de la Veeduría, que hoy realizará un nuevo recorrido en las obras de la vía a Bogotá.

Contenido Relacionado