Víctor Bravo prepara apelación

Víctor Bravo prepara apelación

En diálogo con Llano7días, el secretario de Gobierno del Meta aseguró que está alistando las
herramientas para su defensa y, además, que no existe actuación ilícita de su parte.

Luego de conocerse la sanción proferida por la Sala Jurisdiccional Disciplinaria del Meta, en contra de Víctor Bravo, en la que se le prohíbe ejercer como abogado por los siguientes dos años, el actual secretario de Gobierno del departamento del Meta, habló con Llano7días sobre varios de los aspectos que rodean este caso.

Bravo fue sancionado por presuntamente haber actuado de mala fe y haber faltado al principio de honradez al haberse apropiado, según el fallo, de dineros en medio de diferentes negocios hechos
con la demandante, Martha Ramírez. La versión del funcionario muestra su inconformidad con el
fallo y genera diferentes reacciones compartidas conLlano7días en entrevista exclusiva.

7días: ¿Qué representa esta sanción para usted y su vida política?

VB: La asumo en condición de abogado y significa la imposibilidad de ejercer mi profesión durante dos años, eso según lo que he consultado no me impediría el ejercicio de cargos públicos. No obstante, en virtud de la tranquilidad que me asiste de haber actuado conforme a la ética al derecho, seguiré avanzando en mi defensa con todas las herramientas que jurídicamente tengo a la mano.

En cuanto a mi vida política, por ahora tengo unas funciones en la Secretaría de Gobierno, las cuales seguiré ejerciendo, ya que esta sanción no me impide ni imposibilita el pleno ejercicio de todas estas funciones. También entiendo que como funcionario público tengo unos derechos constitucionales y legales, de los que haré uso para que no obstante no requerir de mi tarjeta profesional para ejercer
mis funciones, sí lograr -como es mi propósito- salir eximido de cualquier tipo de responsabilidad
disciplinaria.

7días: Después de la sanción recibida, ¿Qué acciones procederá usted a presentar?

VB: En este momento cursa una apelación de la tutela que declaró la nulidad de la actuación que se llevó a cabo hace algunos meses, en la cual fui excluido de la profesión, estoy atento a la decisión
que tome el Consejo Superior de la Judicatura en ese sentido y ahora mismo estamos preparando la apelación de esta sanción que me excluye del ejercicio por dos años, esa apelación también tendrá
que ser conocida por el Consejo Superior de la Judicatura.

Por ahora esos son los instrumentos jurídicos con los que cuento y dispongo, pero sin duda alguna
hay otros, en los que no voy a ahondar porque no es el momento procesal para ello, pero los estamos analizando y en el momento que sea pertinente también acudiré a esos instrumentos y herramientas constitucionales y legales, porque insistiré hasta el último momento con todas las
capacidades jurídicas de las que me permita la ley disponer, en quedar exento de manera absoluta de cualquier tipo de sanción disciplinaria o penal.

7días: ¿Cuál fue la respuesta del gobernador al conocer esta situación?

VB: Tuve la oportunidad de ponerle en conocimiento de la situación, de manifestarle que no hay ningún riesgo en cuanto al ejercicio de mis funciones como secretario, que las seguiré cumpliendo cabal y rigurosamente como hasta ahora, y que estaré presto a atender cualquier decisión que él llegara a considerar conveniente o pertinente.

7días: Frente a este caso, según su versión ¿cuál es la situación en la que está el tema de dineros y de relación con la otra persona vinculada al proceso?

VB: No existe apropiación de mi parte de ningún dinero de la señora Martha Ramírez, que falta a
la verdad, como quedó demostrado en el proceso penal, que haya sido timada, que haya sido de alguna manera realizada alguna actividad de mi parte con un provecho ilícito.

Finalmente, Bravo cerró diciendo: “Me asiste la autoridad moral y jurídica de decirle a los llaneros
que nunca he cometido ninguno de los hechos que se permite endilgar por parte de la quejosa, la
señora Martha Ramírez, y que mi actuación en la Secretaría de Gobierno departamental se ha ceñido
y se seguirá ciñendo con toda la rigurosidad a las normas pertinentes que reglamentan mi condición
de funcionario público, a las normas de carácter legal y a todo el marco constitucional que me impone el deber y la obligación, pero que además no solo por disposiciones legales y constitucionales, normativos, sino por el convencimiento absoluto que en lo público hay que actuar con el absoluto apego a todos estos postulados y principios.

Contenido Relacionado