La idea de reducir el Congreso

Sobre el sueldo de congresistas

Uno de los temas más importantes que ha cobrado relevancia en medio de la crisis generada por la emergencia del COVID-19, es el de la profunda desigualdad existente en el país.

Y a ello ha contribuido la enorme expansión del Estado, no siempre generada por necesidad político social, sino las más de las veces, para disponer de mayor clientela político electoral en el sistema corrupto que se ha movido contrapuesto a la eficiencia estatal.

Como resultado del enorme gasto que se viene gestando con la crisis, no solo por la salud sino por el decrecimiento económico, se vislumbra un fuerte sacudón futuro que debe producirse en las finanzas públicas para sortear con algún éxito la recesión que acecha. Entre las diferentes alternativas existentes, y que contribuyen tanto a reducir el gasto como a mejorar el ingreso de las familias y a superar la vergonzosa desigualdad salarial, emerge el proyecto que debe acompañarse con otros para reducir el tamaño del Estado y no únicamente el del Congreso.

El Centro Democrático ha propuesto disminuir el número de curules, de 280 a 157. Esa buena idea traería un ahorro de $ 320 mil millones que se podrían invertir en la crisis, así no se aplicara de manera inmediata, e inclusive aumentaría el ahorro si se redujeran los astronómicos salarios de los congresistas, que ya alcanzan a los $ 35 millones mensuales.

El proyecto también generaría mayor eficiencia en los debates y trámites legislativos, y tendrían representación todos los departamentos.

*Ingeniero Industrial M.Sc Abogado. Villavicencio, abril 21 de 2020.

Contenido Relacionado