Nombran nuevo Ministro de Justicia

Nombran nuevo Ministro de Justicia

El presidente Iván Duque nombró al exmagistrado del Consejo Superior de la Judicatura Wilson Ruiz Orejuela como nuevo ministro de Justicia, en remplazo de la exministra Margarita Cabello, quien fue elegida hace unas semanas como próxima Procuradora General.

Ruiz, quien se convierte en el tercer ministro de Justicia que ha tenido el gobierno Duque, es abogado de la Universidad Libre, doctor en Derecho suma cum laude de la Universidad Alfonso X el Sabio, de Madrid, España, y tiene un posgrado en Derecho Administrativo de la Universidad de Salamanca, España. Además, tiene amplia experiencia en el área de lo contencioso administrativo.

En 2015, fue Presidente del Consejo Superior de la Judicatura, y en 2013 también presidió la Sala Disciplinaria de este órgano de la justicia, sala de la cual fue magistrado entre 2012 y 2015.

Igualmente, fue procurador delegado ante el Consejo de Estado y también conjuez del Tribunal Administrativo de Cundinamarca.

Uno de los principales retos que llegará a enfrentar en el Ministerio Ruiz será darle continuidad a la iniciativa de reforma a la Justicia. Su antecesora, Cabello, trabajó en conjunto con las altas cortes, durante el último año, en un proyecto de ley de reforma judicial.

Esta reforma es además una deuda pendiente del país, pues en los últimos 18 años se ha intentado hacerla sin ético 18 veces.

Igualmente, tendrá que encarar la crisis carcelaria, un problema que tampoco es nuevo pero que la pandemia de coronavirus ha sacado a relucir aún más. Desde 1998 la Corte Constitucional declaró que en Colombia existe un estado de cosas inconstitucional por el tema carcelario, algo que no ha cambiado mucho en estos 22 años, pues persisten graves situaciones de hacinamiento y pobre acceso a salud, entre otros problemas.

Igualmente, Ruiz también llega a la cartera de Justicia a enfrentar la situación de los pocos recursos que tiene la rama en el país, que es uno de los puntos centrales de varios de los intentos de reforma a la justicia.

Además, la pandemia también puso de manifiesto las grandes necesidades de actualización, puesto que llevó a la justicia a tener que operar de forma remota, con grandes limitantes.

Según datos del Consejo Superior de la Judicatura, el histórico rezago presupuestal de la rama llega, desde el año 2000 a este año, a $ 14,7 billones. Esto no solo afecta posibilidades de virtualidad, sino cosas como la cantidad de jueces. En la actualidad hay en promedio 11 jueces por cada 100.000 habitantes, pero la Ocde dice que debería haber 65 togados para esa cantidad de personas.

Fuente: El Tiempo

Contenido Relacionado