Cambios en el gabinete departamental

Cambios en el gabinete departamental

Como polémico fue catalogado el regreso del secretario de Gobierno del Departamento del Meta, Víctor Bravo. El viernes 7 de febrero el funcionario había presentado su renuncia al cargo, luego de que se conociera la suspensión de su tarjeta profesional, por actuaciones consideradas como indecorosas, y relacionadas con un supuesto hecho de estafa durante su ejercicio como litigante.

Pasaron más de dos meses y según lo informado por Bravo en diálogo con este medio, fueron anulados los fallos de sanción y el gobernador Juan Guillermo Zuluaga decidió llamarlo a retomar labores. Desde finales de marzo se conoció que Víctor había recuperado su tarjeta profesional y según le confirmó a Llano7días, desde el 1 de mayo está ejerciendo de nuevo como secretario de Gobierno, cargo que había sido ocupado durante se ausencia por la abogada Katherine Zapata.

Bravo llega a enfrentarse con la difícil situación que vive el departamento a causa del COVID-19. Se refirió al tema de la cárcel, indicando que es un asunto complejo y vienen centrando los esfuerzos en superar la crisis.

Por otro lado, Luz Mireya González Perdomo se convirtió en la nueva directora del Instituto Departamental de Cultura del Meta, cargo que asumió luego de tomar posesión ante el Gobernador del Meta Juan Guillermo Zuluaga, a la abogada Jenny Andrea Capote.

En el proceso de empalme, las dos profesionales se encuentran revisando uno a uno todos los avances logrados a la fecha así como las proyecciones plasmadas en los programas, planes y proyectos del Instituto Departamental de Cultura del Meta atendiendo los lineamientos del Gobierno Nacional tras los efectos que ha causado en los territorios la atención y contención de la pandemia.

Mireya se venía desempeñando como gerente de la Agencia de Infraestructura del Meta, cargo que ahora ocupa el ingeniero Juan Alfonso Latorre, quien era asesor para proyectos estratégicos del Meta. “El gobernador estuvo evaluando básicamente unos temas puntuales en el departamento.

El AIM tiene una connotación especial en cuanto a ejecución de proyectos y consideró que iba a hacer un cambio en Cultura, por lo que me sugirió irme para esta dependencia a manejar todo el tema de proyectos del departamento”, expuso Latorre en diálogo con Llano7días.

Juan considera que llegar a la AIM en medio de la pandemia es una oportunidad muy especial, teniendo en cuenta que uno de los sectores que debe activar la economía es el de infraestructura. “Hay varias obras que venían en camino y otras que se están iniciando, las cuales tienen un gran impacto brindando la posibilidad de que se nivele un poco el tema de empleo e impulsando la economía del departamento”, indicó.

Su mayor reto en este cargo es la estructuración de proyectos, «poder seguir trabajando en la modernización de la infraestructura del Meta, en el mejoramiento de su malla vial y de algunos otros sectores como el de Salud que tiene una tarea grande con todo esto que hemos vivido.

Además, el sector educativo y el sector turístico, viendo cómo impulsamos y promovemos proyectos nuevos para el departamento, con los recursos propios y recursos del sector regalías, golpeados por el precio del petroleo», expresó.

Contenido Relacionado