“El parque no nos representa”

“El parque no nos representa”

Esto dicen algunas víctimas del municipio de El Castillo, luego de la entrega del Parque de la Memoria Histórica.

El pasado 14 de octubre, el gobernador del Meta, Juan Guillermo Zuluaga, en compañía del contralor General de la República, Carlos Felipe Córdoba, hizo la entrega oficial del el Parque de la Memoria Histórica, obra que demandó una inversión de casi $10.000 millones de recursos de regalías. Sin embargo, esta emblemática obra, con la que se buscaba rendir homenaje a quienes padecieron el conflicto armado en esta zona del departamento, no fue bien recibida por las víctimas.

Wiliam Rocha, representante de las víctimas de El Castillo, dijo que algunas de las víctimas del municipio no se sienten representados con esta obra. “Nosotros inicialmente planificamos una obra que realmente dignificara a las víctimas de este municipio, pero con el tiempo se fueron acabando los recursos y según los contratistas por eso modificaron la obra. Es ahí donde no nos sentimos identificados, ya que no tuvieron en cuenta las voz de las víctimas, porque nosotros queríamos un diseño y los contratistas hicieron otro”, indicó Rocha.

Pero ahí no para la inconformidad de las víctimas de este municipio con esta obra, ya que a través de una carta, dirigida al contralor General de la Nación y al Gobernador del Meta, las víctimas solicitaron “no entregar el Parque de Memoria y abrir investigación por presuntos hechos de corrupción y una obra de mala calidad”.

Según el Comité de Memoria y Veeduría de Procesos de Reparación Integral de El Castillo, “no buscaban tener una obra civil que embelleciera el municipio, sino que los espacios y la forma en que se disponía de ellos, su funcionalidad nos hablara a las víctimas y de esta manera no sólo tener una obra de concreto sino también a la par construir un proceso social que permitiera a través del ejercicio de la memoria histórica superar la guerra y sentar las bases ciertas de una sociedad reconciliada, que reparada pudiera transitar a una paz estable y duradera”.

 Sin embargo, y teniendo en cuenta lo anterior, el Comité de Memoria señaló que: “lo que vemos en el parque de memoria está lejos de ser la interpretación de los anhelos y aspiraciones de las víctimas del municipio para ser reparadas simbólicamente como lo contempla la ley 1448, no reconocemos en la obra que pretenden entregar, los contenidos arquitectónicos que definimos con la Agencia de Infraestructura del Meta, cuando era gerente de esta el arquitecto Juan José Casasfranco y que constan en acta que debe reposar en esta entidad”.

Y continuaron: “la obra que ahora quieren entregar tampoco coincide con los renders que nos presentaron y la verdad sea dicha, nos sentimos estafados. Pero como si no fuera suficiente lo anterior, se ha dicho en espacios públicos del municipio por funcionarios públicos del orden departamental y algunos a nivel municipal que ha sido este Comité el responsable de los atrasos e incumplimientos con esta obra, mancillando de esta manera nuestro buen nombre y desdibujando el propósito con el que nació esta organización de hecho”.

Así las cosas, el Comité de Memoria y Veeduría de Procesos de Reparación Integral de El Castillo aclaró en su misiva que: “no ha cambiado con frecuencia los planos o contenido ar[1]quitectónico del proyecto, solo se hicieron unas únicas modificaciones antes de iniciar la obra como se comprometió el entonces gobernador Alan Jara y que reiteramos eran la expresión de lo que quería ver el universo de víctimas que participaron en las jornadas del proceso de consulta”.

Además de hacer esta aclaración, el Comité de Memoria y Veeduría de Procesos de Reparación Integral de El Castillo solicitó: 1. suspender los actos administrativos y protocolarios para la entrega del parque de memoria al municipio. 2. Iniciar investigación por parte de la Contraloría General de la Nación al contrato 023 de 2015, revisando las cantidades y calidades de obra del parque, los costos y sobrecostos que generó el incumplimiento de este contrato. 3. Que se investigue al contratista consorcio Moriah por los siguientes hechos: a. Usar materiales de mala calidad b. Estar adeudando recursos a subcontratistas y proveedores. c. Contratos de trabajo irregulares o por fuera de la ley para sus trabajadores, así como no pagar la seguridad social de ellos y no proveerlos de los elementos de seguridad en el trabajo necesarios. d.

El no cumplimiento de su responsabilidad contractual con trabajadores del parque que no estaban asegurados, ni contaban con los elementos de seguridad y que sufrieron accidentes de trabajo.

Así mismo, solicitaron que: “la Agencia de Infraestructura del Meta, revise el acta que suscribió con este Comité y se entregue el parque de Memoria de acuerdo a los anhelos y aspiraciones de las víctimas del municipio. Consideramos que entregar este parque en las condiciones en las que se encuentra, no solamente se convertirá en un detrimento a los recursos públicos, sino en un pésimo mensaje para las víctimas del conflicto armado del país.

La memoria de las víctimas no puede convertirse en el pretexto para usarlas y luego terminar ofendiéndolas con obras como esta”.

Ante este panorama tan desolador para las víctimas de este municipio, cabe re[1]cordar que el contrato 023 del 2015 arrancó su ejecución el cinco de marzo del año 2015 y su plazo de ejecución era de doce meses. Es decir, el seis de marzo del año 2016 se preveía que estaría terminado el Par[1]que de la Memoria Histórica de El Castillo, sin embargo, la obra duró seis años para ser entregada, tiempo en el que se realizaron 10 prórrogas (de 33 meses y 15 días) y 5 suspensiones (de 7 meses y 4 días), y a su vez, cambios en los diseños de este proyecto.

Esa situación originó deterioro en las dotaciones por el paso del tiempo, haciendo necesario realizar adecuaciones y reparaciones para el adecuado funcionamiento del parque.

Comprometidos

Ante esta polémica, es importante recordar que durante el acto de entrega oficial de esta obra, el Gobernador del Meta, Juan Guillermo Zuluaga destacó que “logramos entregar una obra por la que tuvieron que esperar muchos años los castillenses.

 No habíamos hecho la entrega porque nos parecía un acto de irresponsabilidad entregar una obra con algunas observaciones frente a la interventoría, las cuales fueron subsanadas y hoy le entregamos al municipio un escenario de las más altas calidades”, señaló el Gobernador durante su intervención.

Por su parte, Carlos Felipe Córdoba, Contralor General de la Nación dijo que: “ya construido, el Parque de la Memoria Histórica pasa de ser una referencia en el Registro Nacional de Obras Inconclusas a convertirse en un escenario cultural de especial importancia, por su vinculación con la memoria histórica del país”.

Contenido Relacionado