En busca del coronavirus en el Meta

En busca del coronavirus en el Meta

Luego de que se diera como superada la emergencia en la cárcel de Villavicencio, el gobierno departamental se ha propuesto una segunda etapa para la confrontación con el coronavirus, en la que primará la realización de numerosas pruebas de manera aleatoria, con el fin de reducir el riesgo de propagación del contagio de COVID-19. Mucho se ha especulado en el departamento del Meta, sobre la necesidad de realizar pruebas suficientes para mantener a la población tranquila de posibles contagios asintomáticos, que podrían llegar a proliferar el contagio, haciendo que el virus avance silenciosamente, poniendo en riesgo la salud y la vida de los metenses.

Según lo confirmó Juan Guillermo Zuluaga, gobernador del Meta, esta segunda etapa se tratará de ir a buscar el virus. “No podemos quedarnos quietos, ni dormirnos en los laureles”, aseguró, refiriéndose a que a pesar de los buenos resultados que se han conseguido, no se puede bajar la guardia frente al coronavirus.

Según Zuluaga, el Meta hoy es un modelo en el país, en sus estrategias de confrontación del virus, por lo que aseguró que esto hay que mantenerlo y que están poniéndose en la tarea de ir a buscar el virus para no esperar a que este llegue a toda la población llanera.

 Este plan se basa en el trabajo mancomunado con las aseguradoras, con las cuales se plantea realizar un cubrimiento efectivo, permitiendo hacer cerca de 150 pruebas diarias, que serán analizadas en los diferentes laboratorios destinados para la evaluación específica de las muestras tomadas en esta región.

Adicionalmente, Zuluaga comentó sobre un plan piloto que se llevará a cabo en la capital del Ariari, donde se realizará un total de mil pruebas, las cuales estarán distribuidas de tal manera que 500 de estas sean específicamente tomadas al personal de la salud, mientras que las restantes serán repartidas entre la población civil, específicamente en los centros de mayor concentración de personas.

Se confirmó que lo que se busca en lograr identificar a quienes porten este virus, especialmente a quienes han resultado contagiados pero son asintomáticos, ya que estos representan un mayor riesgo porque la enfermedad se transmite de forma silenciosa, poniendo en riesgo a quienes son más vulnerables y que puedan tener, de manera inocente, contacto con quienes no sepan que portan este virus.

Se espera que estas pruebas logren determinar un número real de contagios y que el manejo que se le ha venido dando, tanto en Villavicencio como en el resto del departamento del Meta, se amplíe y continúe arrojando resultados satisfactorios y cada vez reduzca más el riesgo para los llaneros.

Cabe resaltar que, según los datos entregados por la Gobernación del Meta, al día de hoy se han recuperado el 94% de los pacientes que registraban como positivos en todo el territorio llanero. Las últimas cifras entregadas en la tarde del lunes 8 de junio, confirman la aparición de un caso nuevo, llegando a los 991, reportados en todo este tiempo de emergencia, a los cuales se les debe restar el número de recuperados que hoy está en 926.

Contenido Relacionado