Exhumaciones y entregas de cuerpos

Exhumaciones y entregas de cuerpos

Estos son los procesos que se adelantan en el sur del departamento del Meta y Guaviare, donde se han logrado resultados favorables para las víctimas de hechos violentos ocurridos en el pasado a
manos de las Farc.

Los departamentos del Meta y Guaviare son de los territorios más golpeados por la violencia producto del conflicto histórico con la guerrilla de las Farc, dejando cientos de víctimas que perdieron la vida y que hasta la fecha no se conoce su paradero. Sus familias han tardado años esperando poder encontrar siquiera los restos de sus cuerpos para darles cristiana sepultura y tener un lugar dónde visitarlos.

Sin embargo, encontrar a estas personas que fueron desaparecidas en medio del conflicto no ha
sido tarea nada fácil, aunque se ha contado con la actuación de entidades del gobierno, organizaciones internacionales y autoridades como la Fiscalía.

Recientemente se logró realizar la entrega de varios cuerpos de hombres y mujeres a sus familias,
luego de que pasaran más de 10 o 15 años desaparecidos, terminando con la búsqueda dolorosa que sus familiares mantenían, arropando la esperanza de encontrarlos. Adicionalmente, se conoció que se están adelantando más procesos de exhumación.

En el municipio de Mapiripán es donde se han llevado a cabo estas últimas exhumaciones. Se trata de tres hombres, de quienes todavía está por establecerse su identidad, quienes fueron exhumados del cementerio local (2) y de la inspección Anzuelo (1), de esta municipalidad.

Por otra parte, en Villavicencio se realizó la entrega de dos personas exhumadas e identificadas como víctimas del conflicto con las Farc. Se trata de un hombre que habría fallecido en el año 2005, exactamente en la vereda Las Brisas de Calamar en Guaviare, de quien su familia aseguró que habría desaparecido en 2001, teniendo tan solo 19 años en Miraflores.

También una mujer, cuyos restos fueron exhumados del cementerio de Puerto Toledo en Puerto Rico, sur del Meta. El relato de sus familiares confirmó que ella habría sido asesinada en el mes de junio de 2007 por las Farc, mientras se movilizaba entre Puerto Toledo y Villavicencio; tenía 44 años entonces.

Ya en Puerto Rico también fueron entregados los restos de otra mujer, quien habría desaparecido en el año 1996 cuando apenas tenía 15 años, aparentemente falleció en el año 2002 en la vereda El Caribe de este municipio. Como un tétrico cuento, esta niña (para la época) se dirigía a casa de su abuela, ubicada en una vereda vecina, pero esta nunca regresó. La hipótesis que se manejan alrededor de este caso confirman que habría sido reclutada por las Farc.

Finalmente, también se logró la entrega del cuerpo de un hombre quien falleció en 2007, teniendo 38 años de edad. Su familia y allegados habrían confirmado que era residente de la vereda El Charco Danto, jurisdicción de Puerto Rico. Esta es otra muerte que se le atribuye a la guerrilla de Las Farc.

Contenido Relacionado