Negaron preclusión en caso de telemedicina

Negaron preclusión en caso de telemedicina

Hace más de 10 años se generó el contrato del servicio de telemedicina para el departamento del Meta, el cual, aunque era prometedor, terminó por dejar en graves problemas judiciales a exfuncionarios por presuntos hechos de corrupción.

En el 2008 se suscribió el contrato entre la secretaría de Salud del Meta y la empresa Arolen, por un valor de $5.957’767.738. El objetivo era la implementación del proyecto tecnológico que brindaría un gran avance a los hospitales del departamento.

Posteriormente, surgió un nuevo proceso contractual por $872’000.000 enfocado a fortalecer el servicio, el cual, según los entes de control, no entró en funcionamiento y si se efectuó el pago de un anticipo y un valor adicional por la supuesta deducción en la liquidación del contrato.

Supuestamente, los exsecretarios de Salud del Meta Carmen Sofía Motta, Mónica del Pilar Anzola y Eduardo Cadena, junto al exsecretario de Planeación departamental, William Romero, y el contratista Carlos Gamboa, se habrían apropiado irregularmente de $518’000.000.
A los mencionados, en el año 2018 se les formularon cargos por peculado por apropiación en favor de terceros, contrato sin cumplimiento de requisitos legales y falsedad en documento privado.

El tiempo ha ido pasando y en el lío de telemedicina surgió un nuevo capítulo, luego de que, en el despacho del Juez Segundo Penal del Circuito, se negara la solicitud de preclusión interpuesta el pasado 7 de febrero por Romero.

El juez decidió que continúa la investigación penal en contra de William Fernando, quién en la actualidad es investigado por el supuesto delito de celebración indebida de contratos.

En diálogo con Llano7días, William indicó que la audiencia fue con base en la actuación que como secretario de Planeación tuvo en su momento frente al proyecto de telemedicina. “Es muy diferente al contrato o programa, de hecho, son dos momentos, uno es el proyecto y otro el contrato y su ejecución”, aclaró.

Romero afirmó que en su momento fueron dos contratos por un valor de cinco mil seiscientos millones, e hizo referencia en que él certificó fue el inicial. Para el exfuncionario es mentira que la telemedicina no funcionó en el Meta.

“La denuncia que hizo un personaje en la Cámara de Comercio en la audiencia de Urna de Cristal, fue que el programa costó 50 mil millones y se los robaron. Con base en eso la Fiscalía inició una ‘cacería de brujas’ y supuestamente establece unas responsabilidades, pero por el segundo contrato”, dijo William.

El exsecretario es señalado de haber viabilizado y registrado el proyecto de telemedicina, permitiendo así que los recursos se perdieran. Sin embargo, él asegura que dentro de sus funciones no estaba nada de eso.

En la audiencia el abogado defensor de Romero, explicó que no existe responsabilidad y que la causal de William para pedir esa preclusión, es porque el delito que se le indilga, el cual es el de celebración indebida de contratos en calidad de coautor, según él no existe.
“La respuesta del fiscal fue decir que no consideraba que era viable la preclusión porque no es el momento, que es un tecnicismo del defensor haber llevado esa preclusión a una audiencia preparatoria”, expresó el exsecretario.

Pese a lo anterior, William afirmó que hizo la petición desde el mes de agosto. Ante la negación a la preclusión, se generó la apelación inmediata que se llevaba lista por parte de la defensa del exfuncionario.

Vendrá la etapa probatoria con el juicio oral, donde se mencionarán presuntos hechos de corrupción que según Romero ocurrieron en la vigencia del 2012. En manos del Tribunal Superior estará definir la solicitud de apelación, la cual podría demorar por lo menos seis meses.

“Como el señor juez prejuzgó frente a la etapa que sigue, debe según la norma declararse impedido para seguir avanzando con el proceso”, expresó Romero. Posteriormente, cambiaría a otro juzgado y vendría la audiencia preparatoria para que los acusados hagan la presentación de las pruebas y la solicitud de los testimonios que tengan que hacer frente a su defensa.

Contenido Relacionado