Se reactivó el comercio

Se reactivó el comercio

Bajo estrictos protocolos de bioseguridad se espera que en la capital del Meta pueda darse de la mejor manera esta nueva etapa que inicia hoy 1 de septiembre.

Hoy 1 de septiembre se inicia, por orden del gobierno nacional, lo que podría ser la última etapa de la situación de emergencia, siempre y cuando el resultado se mantenga como favorable para las condiciones de salud en el país. Así como en Villavicencio, hoy en el país se da apertura a la reactivación económica de la mayoría de establecimientos comerciales, siguen existiendo excepciones por  cuestiones de riesgo.

A pesar de los esfuerzos y los diferentes planes que se han generado como opciones, siguen estando vetados para su apertura los bares con consumo de licor, disco- tecas, eventos o actividades económicas que impliquen aglomeraciones o que no tengan protocolos de bioseguridad, el resto podrá iniciar actividades.

Sin embargo, en Villavicencio hay algunos lineamientos que se deben cumplir. Además de los respectivos protocolos de seguridad, los establecimientos que inician actividades hoy sin retrasos  ni  problemas, son los cerca de 335  que se inscribieron en la  plataforma  Sirae de la Alcaldía, los demás deberán esperar a estar inscritos.

Una vez se lleve a cabo dicha inscripción, los restaurantes, casinos, moteles, gimnasios, parques temáticos, plazoletas   de   comidas, que hasta el momento no habían tenido la oportunidad de abrir sus puertas, podrán prestar sus servicios.

Según Camilo Gutiérrez, secretario de Competitividad de Villavicencio, la capital del Meta hace  parte del grupo de ciudades de moderada afectación, por lo que las actividades económicas pueden abrir, pero en  el momento en que se incremente la curva de contagio y se vuelva a ser de alta afectación, se podrá solicitar el cierre de cualquier actividad económica, en favor de la protección de la salud de los ciudadanos.

Los comerciantes tendrán la oportunidad de reabrir y prestar sus servicios, los usuarios podrán acceder a más servicios y de manera un poco más libre, sin embargo, en voz del presidente Duque, del alcalde Harman y del mismo secretario de Competitividad, este es un ejercicio de responsabilidad y autocuidado, en el cual se debe evitar retornar a las situaciones que impidieron que el comercio funcionara plenamente.

Contenido Relacionado