Trabajadores de Bioenergy exigen respuestas

Trabajadores de Bioenergy exigen respuestas

Llano7días habló con Camilo Acero, representante de la Unión Sindical de Trabajadores de Bioenergy Zona Franca SAS (Ustrabiozofra), quien fue enfático al referirse a la situación de preocupación por la que pasan actualmente los cientos de trabajadores vinculados directa e indirectamente a Bioenergy. 

 La empresa está dividida en dos, Bioenergy SAS, encargada de la parte agroindustrial y la producción de los cultivos de caña, y Bioenergy Zona Franca SAS, la cual tiene, o tenía, a su cargo la transformación de la materia prima para la producción de etanol. Cada una cuenta con una unión sindical, la primera es Sintrainagro y la segunda Ustrabiozofra, a quienes Acero representa.  

Según lo confirmó Acero, son cerca de 750 trabajadores directos, entre ambas entidades, los que se verán afectados; a estos se les suman cerca de 500 empleados indirectos, por cuenta de las empresas contratistas. Sumando así, un aproximado de 1250 empleados que están en vilo tras la decisión de liquidar esta compañía.  

Camilo dijo que de parte de Bioenergy y del Liquidador no ha existido un llamado a hacer presencia en la mesa de liquidación. “Es decir, existe todo un desconocimiento de nuestra postura sobre la situación de liquidación, no nos han llamado a una reunión”, dijo. “A todos nos cogió por sorpresa, había rumores, pero realmente a los trabajadores los cogió por sorpresa esta decisión”, aseguró Acero frente a la determinación de liquidar Bioenergy. 

 Como trabajadores han sostenido reuniones, la última el pasado lunes festivo, donde se plantearon diferentes puntos importantes para enfrentar esta situación y que requieren de la atención de la empresa, sus directivos, el gobierno nacional, local y departamental, así como de la comunidad y todo quienes tienen relación con esta compañía. 

 Entre las conclusiones de las reuniones están, según Camilo Acero: Por estas situaciones, Camilo aseguró que debe permitirse que el sindicato tenga una participación activa en esta mesa de liquidación. “Una liquidación que se da en el marco de todo un proceso que nosotros catalogamos como de corrupción porque a esta empresa no la quebró ni los sindicatos, ni los trabajadores, sino los malos manejos administrativos, una empresa que terminó costando 3 veces más de lo que se pensó originalmente, con un gasto de nómina administrativa enorme, es decir, llegaron a existir 15 o 17 gerentes sin necesidad alguna, con unos gastos enormes en nómina administrativa y los trabajadores en cambio sí tenían condiciones de salario, rondando un poco más allá del mínimo, pero los gastos se tuvieron más en materia administrativa y los sobrecostos que se dieron en las herramientas y en los procesos de producción, entonces hay denuncias que decían que por ejemplo: Un destornillador que costaba en una ferretería 2 mil pesos, en Bioenergy terminaba costando 40 mil pesos”, denunció.  

Dado que sobre estas situaciones la Contraloría todavía no le ha informado a Colombia, al Meta y a Puerto López de cómo van esas investigaciones, otra exigencia de los trabajadores, es que debe existir un pronunciamiento claro de la Procuraduría, de la Contraloría, de la Fiscalía, sobre todo lo que ha pasado en Bioenergy, “porque hoy son los trabajadores, los empresarios, los finqueros, quienes van a tener que pagar los efectos por los malos manejos administrativos de la compañía y nosotros como sindicato lo que hacemos es un llamado al gobierno nacional, a Ecopetrol, ya que es dueño del 99.35 % de las acciones de estas compañías, Bioenergy hace parte del grupo empresarial de Ecopetrol, y en esa medida Ecopetrol tiene que plantearse cómo salvar a Bioenergy”, dijo. 

 También se confirmó que los sindicatos y trabajadores tienen planeado volcarse a las calles, en una marcha continua desde Puerto López hasta Villavicencio, para exigir soluciones y respuestas frente a esta situación.  

Además, contemplan la realización de un juicio ético y político, con la presencia de congresistas, académicos, empresarios, campesino y trabajadores.  

Finalmente, la petición más grande que hacen los trabajadores, es la unión de los trabajadores, la USO, las diferentes organizaciones sindicales, transportadores y demás comunidad vinculada directa e indirectamente con esta empresa, para que entre todos se pueda intentar salvarla, en favor de los mismos trabajadores y sus familias, además de lo que esto significaría para la producción de esta materia prima en el departamento del Meta. 

Contenido Relacionado