Sergio Guevara
Periodista

Libra es el nombre de esta nueva forma de pago que estará integrada a Messenger y a Whatsapp a partir de 2020.

La tecnología ha demostrado que incluso hacer pagos y adquirir productos o servicios de manera digital es cada vez más fácil, ahora con la Libra, se tiene una nueva criptomoneda, la cual facilita el tema adquisitivo a nivel global. Esta es una de las facilidades que Facebook como empresa ha querido dar a sus usuarios.

Pero esta no es una iniciativa netamente de Facebook, para lograrlo tuvo que darse el acuerdo y la unión entre un total de 27 organizaciones, que hoy por hoy son líderes en el tema económico, tales como: Visa, Mastercard, Vodafone, PayPal, eBay, Spotify, Uber, Lyft, Booking Holdings (propietaria de Booking.com, Priceline.com y Kayak. com) y la firma argentina de comercio electrónico Mercado Libre, entre otras.

“Bitcoin es muy volátil, lo que la hace perfecta para gente que quiere usarla como un activo de inversión, pero nosotros queremos una divisa de baja volatilidad que la gente pueda usar en su día a día». Facebook, en comunicado a la agencia de noticias Efe.

Así esté integrada a Messenger y a Whatsapp, la Libra no depende de Facebook, sino que estas empresas fundadoras se han unido en un grupo al que denominaron la Asociación Libra, la cual tiene una sede física ubicada en Ginebra (Suiza).

Sin embargo, para realizar la integración de la Libra en sus servicios, la empresa de Menlo Park (California, EE.UU.) creará una subsidiaria financiera, Calibra, que sí dependerá íntegramente de Facebook y en la que no participarán el resto de miembros fundadores de la asociación.

27 organizaciones fueron las que se unieron para formar la Asociación Libra.

En resumen, esta es la forma que encontraron, después de trabajar durante un año, para que los usuarios pudieran enviar y recibir dinero a través de sus servicios de mensajería. Hay un tema sensible siempre que se trata de movimientos financieros o transacciones en línea y más si es algo nuevo, esto es el manejo de los datos y la información para que esto no genere problemas para los usuarios o violaciones a su privacidad.

Sin embargo, desde la Asociación Libra se ha confirmado que sí se compartirán los datos con terceros, pero solo en casos que lo amerite según la ley de cada país, así como para evitar posibles fraudes y también facilitar los procesos de pago. Según medios de comunicación, “a diferencia de la criptomoneda más popular actualmente en el mercado, Bitcóin, Libra estará respaldada por una cesta de activos subyacentes, es decir, que contará con una reserva compuesta por depósitos bancarios y deuda soberana de varios países que fijarán su valor y reducirán la volatilidad”.

El usuario es quien finalmente puede definir si en el momento de recibir su criptomoneda realiza o no el cambio a su moneda local, o prefiere mantener su divisa digital. Pese a ejercer de facto de “banco central” de la criptomoneda, las fuentes consultadas aseguraron que la Asociación Libra “no definirá una política monetaria”, sino que la cantidad de Libra en circulación vendrá determinada exclusivamente por la demanda que haya en el mercado.

Para acuñar nuevas criptomonedas en caso de que la demanda crezca, habrá unos “revendedores autorizados” por la asociación que deberán depositar en la reserva un valor equivalente en otras divisas a la cantidad que quieran “imprimir”, y el proceso opuesto tendrá lugar en caso de que se retiren monedas de la circulación.

Lo último