Maira Mélendez
Periodista

La Agencia Nacional de Infraestructura responde por qué no se hizo efectiva la sanción de 150 mil millones a Coviandes, tal como lo anunció Louis Kleyn, presidente de la entidad.

Luego evidenciar que aún no se ha ejecutado la multa informada por la Agencia Nacional de Infraestructura contra Coviandes, a consecuencia de la caída del Puente Chirajara, la ANI da las razones y explica cómo va el proceso sancionatorio. Además, revela por qué la construcción del nuevo viaducto no ha iniciado, cuando debió empezar en abril.

¿Cuántas son y a cuánto equivalen las multas?

En principio, las sanciones contra Coviandes, según el contrato, estipula un cobro diario de 10 millones, a partir de junio de 2018, fecha en la que la construcción de la fase Fundadores -Chirajara debió terminar.

Entonces, los 150 mil millones anunciados por la ANI estarían distribuidos así: 100 mil millones, equivalentes al monto aproximado de la construcción del puente; 10 millones diarios, que sería un total estimado en 100 mil millones de pesos hasta noviembre del 2018; y 8300 millones de pesos, correspondientes el tiempo que tarde la construcción del puente, según Carlos Alberto García, vicepresidente ejecutivo de la ANI.

Sin embargo, los primero 100 mil millones no son necesariamente una multa, pues el mismo Alberto Mariño, gerente de Coviandes dijo que “el Estado no tiene que asumir un solo peso del costo del puente, asumimos la responsabilidad frente a la ANI”. Según esto, el total pagado por Coviandes sería de 108. 300 millones y no 150 mil, como se dijo, pues se entiende que la totalidad del puente no se incluye, a pesar de que en su momento así se dijo.

 La construcción del nuevo Puente

Ahora, en cuanto a la construcción del puente Chirajara, la ANI le otorgó, el 29 de noviembre de 2018 la viabilidad a la concesionaria para iniciar la obra. De acuerdo con el convenio al que llegaron Coviandes y la ANI, se dio un plazo de 27 meses.

 En los primeros 5 meses se haría la elaboración y entrega de la primera fase de los estudios y diseños del proyecto; en los siguientes 3 meses iniciaría la segunda fase de los estudios y diseños en detalle de la superestructura; sin embargo, la obra debería iniciar al quinto mes, es decir en abril.

Según informó García, Coviandes le solicitó a la ANI 6 semanas más a la ANI para argumentando que la base del puente sufriría modificaciones. “Coviandes entregó diseños que incluyen la cimentación del puente actual”, además aseguró que es probable que se extienda el tiempo estimado para los estudios “el Gobierno Nacional está dispuesto a otorgar el tiempo que sea necesario a los estudios y diseños, con el fin de garantizar que as obas a ejecutar garanticen la seguridad de la nueva estructura”, dijo.

El cierre

 En cuanto al cierre actual, no se han adelantado sanciones y la declaración de culpables y causas está siendo estudiada por diferentes universidades del país. Sin embargo, Para Alejandro Vega, Representante a la Cámara por el partido Liberal, hay una demora injustificada en la adopción de decisiones por parte de la ANI para establecer la responsabilidad de la concesión.

«El proceso sancionatorio por daños y perjuicios contra Coviandes continúa, no solo por el puente Chirajara, sino por 5 túneles más que no están en operación y cuatro viaductos que hacen parte de la calzada». Carlos Alberto García vicepresidente ejecutivo de la ANI.

El congresista llanero advirtió que la respuesta del presidente de la ANI, en su momento fue que no podía presentar mayores avances en su gestión, pues acabada de posesionarse. Vega insiste en que han pasado el tiempo y no hay respuestas “hoy ya pasado prácticamente un año y tampoco ha pasado nada con ese proceso sancionatorio, pese a que, en reiteradas oportunidades, he solicitado a las entidades del Gobierno Nacional que se trate de manera prioritaria este tema como corresponde”.

El Gobierno Nacional, la ANI y Coviandes insisten en que las causas de los derrumbes son a consecuencia de la inestabilidad misma de la montaña. “La concesionaria insiste en que los problemas del kilómetro 58 tuvieron origen en la instalación de una empresa avícola instalada en la parte superior, y que tuvo un mal manejo de las aguas”, afirmó García.

Entre tanto, vega solicitó a la ANI que establezca técnicamente cuál es la responsabilidad que tiene Coviandes por la construcción del Túnel 13 y si con esta actividad se afectó o no la estabilidad de la montaña.

Garcia aseguró que el Ministerio de Transporte destinó 30 mil millones de pesos para la estabilización de los kilómetros críticos y que los 8300 millones, que coviandes pagó se han invertido en los kilómetro 46, 64 y en la construcción de terrazas y unos anclajes.

Lo último