Omar Camargo
Periodista

En la Procuraduría se radicó una queja contra ellos por aprobar la empresa mixta para el alumbrado público.

El abogado Germán Camilo Acero le solicitó al Procurador Regional del Meta, Melvin Alfonso Tarquino, investigar a los concejales de Villavicencio que aprobaron el proyecto 368 de 2018 en el que facultaban al alcalde para crear una sociedad de economía mixta que se encargara del servicio de alumbrado público en el municipio.

Los concejales que votaron ese proyecto fueron 16 (de 18) pues no votó Felipe Harman y Héctor Cuéllar se retiró de la sesión. Acero considera que el proyecto aprobado por los concejales afectaba los intereses del Municipio y vulneraba el ordenamiento jurídico, lo que amerita la sanción disciplinaria que él propone.

El Secretario Privado de la Alcaldía de Villavicencio, Jacobo Matus, defendió la creación de la empresa mixta ante los concejales.

Con el Acuerdo 368 como soporte, la Alcaldía hizo una invitación pública para que los inversionistas interesados en conformar la sociedad de economía mixta presentaran sus propuestas. Lo hicieron dos empresas, pero después de varios aplazamientos de la decisión para escoger al socio privado, la Alcaldía revocó la invitación pública acogiéndose a la decisión del Juzgado Segundo Administrativo Oral de Villavicencio que suspendió los efectos del Acuerdo 368.

16 concejales aprobaron el Acuerdo 368 de 2018 que autorizó la empresa mixta para el alumbrado público.

El plazo de seis meses que tenía el alcalde para crear la sociedad mixta venció a comienzos de este mes. Pero, aunque pareciera haber sustracción de materia, hay un ítem vigente: verificar si la empresa Iluminación Villavicencio, que tuvo a su cargo el servicio de alumbrado público durante los últimos 20 años, cumplió o no cumplió su contrato de concesión.

El quejoso asegura en el documento que radicó en la Procuraduría que el 14 de mayo, un informe de Comisión Accidental del Concejo de Villavicencio admitió que hubo incumplimiento por parte de Iluminación Villavicencio en cuanto a la modernización del alumbrado público, de conformidad con lo acordado en el contrato de concesión número 477 de 1998.

“No obstante el conocimiento del Concejo de Villavicencio sobre el incumplimiento y a sabiendas de que se estaba autorizando la creación de una empresa de servicios públicos mixta sin estudios previos, la corporación decidió autorizar la constitución de dicha empresa mixta”, asegura el abogado Acero.

Lo último