Los ingenieros aseguran que es necesario tener calma para crear una solución que dure 70 años y no desperdiciar recursos públicos.

Los diseños definitivos para resolver el problema de los derrumbes en la vía al Llano podrían demorarse entre 14 y 18 meses, es decir, se extenderían hasta diciembre de 2021.

«Vamos a iniciar con unos diseños preliminares en los próximos tres a cuatro meses, seis meses después consolidamos unos diseños. Con poco más, avanzamos que nos garanticen durabilidad y al final unos diseños de ajustes finales para que la operatividad de la vía sea la mejor», dijo el presidente de la sociedad, Germán Pardo.

Esto implica que los tiempos hasta ahora estimados por el Gobierno para poner el corredor en funcionamiento podrían quedarse cortos.

De acuerdo con los ingenieros, la montaña en el kilómetro 58 está llena de energía que se está liberando a través de los derrumbes.

Ese proceso pudo acelerarse por factores externos como las lluvias, las obras sobre las laderas e incluso la construcción de túneles. Sin embargo, la entidad dijo que aún no está claro un culpable definitivo del colapso de la montaña.

Soluciones temporales:

Pardo aseguró que las primeras obras a ejecutarse en el corredor incluyen algunos puentes y pasos por vías terciarias para facilitar el tránsito.

Estas obras podrían permitir nuevos pasos hacia el Llano en el corto plazo,mientras se completa la solución definitiva.

La Sociedad Colombiana de Ingenieros ya envió a la zona a tres equipos técnicos que están evaluando los daños. Dice que varios países han ofrecido ayuda científica al país con tecnología y sistemas satelitales para tomar información más rápidamente.

VÍA BLURADIO