Manolo Torres 
Periodista

La enorme cantidad de tutelas contra las EPS y los posibles casos de financiamiento han despertado las alarmas.

En el pasado se han presentado casos insólitos de corrupción, en los que se evidenciaban graves desfalcos a la Nación a causa de programas o proyectos de salud que no se ejecutaban correctamente. Actualmente, la Procuraduría ha emitido un comunicado de alerta a causa de posibles casos de financiamiento de campañas políticas con los recursos del sector salud e incluso del sector educación. La preocupación del ente controlador también recae en la enorme cantidad de tutelas que se han registrado contra las EPS.

En el año 2018 los ciudadanos interpusieron alrededor de 207.734 tutelas por temas de salud. Los entes reguladores señalan que las enfermedades por las que más reclaman los colombianos son el cáncer, patologías vasculares, huesos, músculos, sistema metabólico y sistema nervioso.

Lo grave del caso es que enfermedades como el cáncer están cubiertas totalmente por el sistema de salud y por ende es muy extraño que los ciudadanos tengan que exigir por estos tratamientos integrales. En Villavicencio también se han conocido casos de usuarios que acuden a la tutela para reclamar medicamentos o atenciones a las que tienen derecho.

Por otra parte, afirman que cada 30 segundos se realiza en Colombia una tutela para reclamar por sus derechos de salud. Algo que genera asombro ya que para el año 2015 se había indicado que cada 3,5 minutos un ciudadano tutelaba por temas de salud. Es decir que la cantidad de tutelas ha aumentado notablemente en cuatro años. Este incremento también se evidenció al comparar puntualmente las tutelas realizadas entre el 2017 y el 2018.

El informe de la Defensoría del Pueblo indicó que las tutelas por tratamientos integrales pasaron de 89.818 a 110.600. Además de esto, las citas con especialistas incrementaron de 53.325 a 61.692. Cabe resaltar que las EPS que más recibieron reclamaciones por parte de la ciudadanía fueron Medimás, Nueva EPS, Coomeva, Asmet Salud, Salud Total y Savia Salud. Para el caso de esta última recibió 123 por cada 10.000 usuarios, Coomeva registró 105 y Medimás 60.

Hubo otra entidad llamada Ecoopsos que reportó 93 casos. Y aunque este tema deja un panorama preocupante para los afiliados de las EPS, hay otra inquietud que mantiene en alerta al procurador Fernando Carrillo. El funcionario denunció que los recursos de salud están siendo usados para financiar campañas y partidos políticos.

Anteriormente se han conocido algunos casos como el cartel de la hemofilia en el departamento del Córdoba o el proyecto de telemedicina realizado en el Meta y promovido por el exgobernador Darío Vásquez. Al existir estas anomalías en proyectos de salud se generan afectaciones directas en un derecho fundamental de los ciudadanos y también hay un desfalco en el manejo de los recursos del Estado.

Es por ello que el procurador Carrillo planteó que si las EPS no responden ante las reclamaciones estarían obligadas a reconocer automáticamente los servicios médicos del Plan de Beneficios de la Salud (PBS), aplicando la figura del silencio administrativo positivo. Según el funcionario esta estrategia evitaría que se sigan presentando una buena cantidad de tutelas.

Lo último