Manolo Torres

Periodista

 

La crisis en la atención médica de la región incrementó con el cierre indefinido de la vía Bogotá – Villavicencio

Los problemas que ha provocado el cierre vial entre la capital del Meta y la ciudad de Bogotá se han evidenciado en diferentes sectores de la sociedad. Los comerciantes y transportadores han sido uno de los gremios más afectados. Sin embargo, en el último mes la superintendencia de Salud dio a conocer algunas cifras que dejan en evidencia que el área de atención médica también se ha visto perjudicada durante la crisis presentada por la vía.

En lo corrido del año, la entidad ha recibido, atendido y gestionado más de 6 mil peticiones reclamos, quejas y denunciadas realizadas por ciudadanos del departamento del Meta. Villavicencio es uno de los municipios que más registran este tipo de solicitudes hechas ante la Superintendencia Nacional de Salud.

Según Supersalud las quejas son entregadas de forma presencial, a través de líneas telefónicas de atención al usuario y también por medio de las redes sociales como Twitter y Facebook. Por otra parte, la entidad ha logrado determinar que desde que se cerró la vía, el indicador de PQRD evidenció un cambio en el registro de solicitudes. Así mismo, el promedio de denuncias recibidas incrementó en un 43 por ciento. 

6.617 quejas y denuncias ha gestionado Supersalud en el Meta en lo corrido de este año 2019.

De igual forma Supersalud explicó que durante los últimos dos meses se han gestionado cerca de 3 mil PQRD que involucran diferentes tipos de denuncias como la falta de oportunidad en la asignación de citas médicas con especialistas, la falta de entrega de medicamentos, dilación en el proceso de referencia y contra referencia y demoras en la autorización de atenciones domiciliarias.

Ante estos hechos, la entidad ha desplegado todo tipo de estrategias que ayuden a mitigar las problemáticas ocasionadas por el cierre vial en el departamento. Para esto ha desplazado parte de su equipo interdisciplinario, buscando garantizar la atención médica de calidad en todos los usuarios del Meta.
Entre estos procesos, alrededor de 300 metenses han logrado asistir a las jornadas de participación ciudadana donde se han recibido más de 170 peticiones, quejas y denuncias, las cuales ya están siendo gestionadas ante las EPS correspondientes.

Por otra parte, para reforzar la atención frente a la demanda que se ha presentado durante el cierre indefinido, el Hospital de Villavicencio ha sido parte de las medidas de contingencia desarrolladas en la región.

En la actualidad cuenta con 284 camas habilitadas para la prestación de servicios. Este centro hospitalario presenta una sobreocupación de casi 200 por ciento, lo cual evidencia la situación que atraviesan los usuarios en el Meta en cuanto a la falta de espacios para las atenciones médicas.

Y para seguir garantizando este servicio durante lo que queda del cierre vial entre Bogotá y Villavicencio, la Superintendencia informó que reforzarían dos puntos de atención al usuario en el departamento del Meta para así escuchar y gestionar todas las quejas que puedan seguir formulando los metenses.