Manolo Torres

Periodista

 

Las autoridades encargadas investigan posibles conductas delictivas dentro de la protesta de transportadores a nivel nacional

Los conductores de transporte público salieron a marchar por las calles de Soacha, Sibaté, Mosquera, Funza y Facatativa en el departamento de Cundinamarca. Los argumentos de los transportadores van en contra de la norma que establece que aquel ciudadano que posea más de dos comparendos acumulados en seis meses sufrirá la suspensión de su licencia de conducción.

Aunque la protesta se concentró en Bogotá, el paro fue convocado a nivel nacional y por lo tanto, los conductores del Meta también se unieron a las manifestaciones.

Uno de los representantes del gremio de conductores del departamento del Meta indicó que se unirían al paro con la intención de protestar contra las demoras que han presentado las obras en la reparación de la vía al Llano ““Es hora de que nos den paso a nosotros por la vía Villavicencio – Bogotá porque dejaron solo a los buses y a nosotros no nos tienen en cuenta”, aseguró Álvaro Millán, líder de la protesta en el Meta.

El hombre indica que son más de 500 conductores los que se encuentran afectados por el cierre vial y por esto exigirán al Gobierno Nacional que levante la medida de restricción contra ellos.

Aun así, el motivo principal de la protesta es rechazar la medida de suspensión de licencia por comparendos. La molestia es tal que los conductores recurrieron a la realización de bloqueos viales, generando afectaciones en las estaciones del Transmilenio en Soacha y también de las que comunican con el municipio de Chía.

En la vía al Llano y en el sector de Yomasa también se reportaron algunos bloqueos pero estos no lograron afectar la actividad operaria.
Por otra parte, una situación mucho más delicada se ha dado a conocer a través de vídeos y audios que circulan en redes sociales. Según lo que se puede observar en las imágenes es que algunos conductores líderes de la protesta están incitando de forma agresiva a otros ciudadanos a unirse. Incluso denuncian casos en los que han amenazado a quienes no deseen vincularse.

Se podrían ser víctimas de atentados por parte de los manifestantes. Ante estos hechos, las autoridades ya se han pronunciado, como es el caso de Fabio Espitia Garzón, director de la Fiscalía General de la Nación, quien precisó que cualquier instigación a una conducta delictiva, como los cierres intempestivos en las vías y la amenaza de afectar los bienes de las personas, puede ser objeto de investigación.

Al cierre de esta edición se conoció por parte de Coviandes que a eso de las 11:30 am se presentaron afectaciones en la movilidad de la ruta Villavicencio a Bogotá por culpa de las manifestaciones de vehículos de pasajeros tipo B.