Redacción Digital Llano SIE7EDIAS

Lucha de clases

Un país convulsionado, es el decir más común; gobernado por la corrupción y sobre todo en manos de un presidente inexperto, reconocen todos; la situación caótica se le salió de las manos al gobierno, que recurre al ejército porque con el Esmad no bastó, y no le importan los muertos de lado y lado, es cierto que no sabe de diálogo, y no lo practica; es propio de los regímenes de extrema derecha. No le importó Colombia.


Y ad portas de elecciones

Se podría afirmar que en general en el país, y también en las regiones, nos hemos venido acostumbrando a realizar análisis superficiales y coyunturales, presionados por la urgencia y explosión de los problemas sociales y políticos, sin llegar al fondo. Y quienes manejan las estructuras del poder contribuyen de una u otra manera a encubrir y dilatar situaciones y procedimientos de cambio, mientras mantienen, disfrutan y se benefician de sus gajes.

Gobernanzas

Superar la crisis política nacional – ésta, todavía en minúscula- pasa por el análisis de los factores que afilan las aristas de la condición; el concierto internacional se convulsiona ante el resurgimiento de viejos nacionalismos a raíz de la multipolarización del planeta con EUA, China, Rusia, la Unión Europea, Gran Bretaña y la irrupción en el escenario mundial, de conflictos étnicos, geopolíticos y económicos que afectan la tranquilidad de las hegemonías; incluso, en el vecindario hay miradas soslayadas de aparente serenidad.