Opinión

El nuevo macal

Me dio mucho gusto entrar a las obras del Estadio Macal y encontrar una nueva imagen más de 20 obreros trabajando, máquinas y alta ingeniería y una terrible nostalgia al ver cómo derribaban el viejo edificio de las cabinas de radio, el mal llamado palco, los camerinos y accesos a los cuales fuimos por más de 25 años a transmitir los partidos de nuestro fútbol. En el viejo Macal incluido el que quedaba en el barzal se lucharon muchas batallas y también se hicieron muchos “remiendos” que por ser remiendos nunca se finalizaron y siempre quedaba faltando algo.

Convergencias

Lo menos que se le puede pedir al alto gobierno, en medio de la insensatez que le asiste, es que facilite la salida de la crisis social y política que enfrentamos, incluso si esa salida implica la del gobierno mismo. A eso estamos llegando dado el nivel de incapacidad que reina en el Palacio de Nariño, sumado el descuadernamiento del país.

Diálogo, sólo diálogo

Como integrante de la Plataforma Diálogos Improbables, me permito compartir con los lectores de esta columna, el artículo publicado por nuestro Coordinador nacional Diego Bautista, quien manifiesta: “Este no es un momento para un diálogo del ‘yo con yo’, ése diálogo no teje ni construye nada, y en estas circunstancias incluso, nos puede llevar a una situación peor. El diálogo de ahora, es entre aquellos con intereses y derechos diversos y opuestos, que hoy están en máxima tensión y con heridas profundas.

Paro y diálogo

Las marchas tumbaron la reforma tributaria, es incuestionable; el presidente no tiene sosiego; el imperturbable Uribe entró en pánico. El desespero se apoderó del establecimiento. Órdenes de sacar la tropa, disparar a discreción; el ESMAD, no sabe contener, prefieren provocar con agresión a la protesta; grupos pequeños se dejan llevar por las provocaciones, o ellos mismos creen que provocando responden a la fuerza oficial; algunos infiltrados con instrucciones precisas vandalizan. La coyuntura preocupa incluso a la comunidad internacional y logró sacar de su mutismo al distraído presidente, que luego de decenas de muertos decidió dialogar.

Se agota el tiempo

Este espacio me lo brindan para escribir de deporte, pero ante los últimos hechos de inconformismo, vandalismo, anarquía y otras hierbas, me parece que se agota el tiempo para buscar soluciones reales de un estado que no puede seguir pensando que todo está igual, que todo sigue su curso. No.

Despierta Colombia

La reforma tributaria reactivó la protesta social en el Meta y Colombia entera. Esta se venía gestando desde tiempo atrás, cuando en noviembre 21 de 2019, el paro nacional también estuvo adobado con asonadas, incendios, atentados contra la propiedad privada y pública, muertos y todo tipo de desmanes contra la sociedad.