Redacción 

Llano 7 días 

 

Esta es una de las problemáticas que muchos gobiernos han pasado por alto al querer poner más fuerza en la industrialización. Sin embargo, el costo por desarrollo es altamente riesgoso para la humanidad y el planeta

Las causas del problema del cambio climático se encuentran en nuestro modelo productivo y social.Nuestro modelo productivo y social, está basado desde el siglo XIX, en el uso creciente de la energía de una manera poco sostenible, por cantidad y por tipo de fuentes, un 85% de combustibles fósiles: carbón, petróleo y gas natural.

Según el Tercer Informe del IPCC (Panel Intergubernamental de Cambio Climático), se observa que si bien la evolución de la temperatura se puede explicar suficientemente bien sólo mediante causas naturales durante la primera mitad del siglo XX, no es así durante la segunda mitad.

Sólo considerando el papel del ser humano es posible explicar el aumento de temperatura observado en el planeta en la segunda mitad del siglo pasado. Los incrementos de temperatura del siglo XX han sido, probablemente, los mayores ocurridos en un siglo en los últimos 1.000 años.

La industria, el transporte de personas y mercancías, la generación de electricidad, la calefacción, determinadas prácticas agrícolas y sistemas de refrigeración y climatización industrial y doméstico son ejemplos de actividades que contribuyen al problema a través de la emisión de gases de efecto invernadero.

De acuerdo con el Panel Intergubernamental de Cambio Climático, IPCC, la temperatura media global ha aumentado alrededor de 0,6 ºC a lo largo de los últimos cien años. El incremento de temperatura es sólo uno de los indicios del cambio climático, existen otros fenómenos colaterales: el aumento del nivel de los océanos, la modificación en el patrón de los vientos, la cantidad y frecuencia de precipitaciones y mayor incidencia de fenómenos meteorológicos extremos.

Las emisiones futuras de gases de efecto invernadero vendrán determinadas por factores tales como el crecimiento demográfico, el desarrollo socio-económico o el cambio tecnológico, y su evolución futura es incierta.

Una de las situaciones más problemáticas del cambio climático proviene del hecho de que cualquiera de las moléculas que forman los gases de efecto invernadero, una vez emitida, permanece en la atmósfera gran cantidad de tiempo -el CO2, unos 4 años- antes de ser captada por un sumidero.

La Tierra necesita más de cien años para adaptarse a la alteración de sus emisiones y estabilizar de nuevo su concentración atmosférica. En consecuencia, si a día de hoy se lograra estabilizar las emisiones de gases de efecto invernadero, su concentración atmosférica seguiría aumentando a lo largo de casi dos siglos.