María Fernanda Guerrero

Periodista 

 

En Puerto Lleras se encuentra uno de los afluentes más curiosos del planeta, ya que su forma se asemeja al mapa de Colombia

Como si fuera de otro mundo, la laguna Lomalinda se asoma en las llanuras de Puerto Lleras, logrando cautivar a los amantes de la naturaleza por su gran semejanza al mapa de Colombia.

Este curioso afluente lleva el nombre de Parque Natural Regional (PNR) Laguna Lomalinda y es una de las áreas protegidas de Cormacarena. Sin embargo, en el año 2015 se formuló como plan de uso público, lo que permitió que al día de hoy, cualquier colombiano pueda llegar a admirar este paraíso.

En el plan de uso, Cormacarena también estableció regulaciones para garantizar la conservación de sus recursos naturales, culturales y de esta manera promover el desarrollo sostenible.

Este parque cuenta con 810.409 hectáreas, en las que también se pueden encontrar vestigios arquitectónicos, senderos ecológicos y especies de fauna y flora, entre ellas 76 de flora y 229 de fauna.
Además, en el lugar, los visitantes pueden maravillarse con el avistamiento de aves, el cual se puede realizar a través de binoculares y de los cantos de las mismas especies.

Otro dato curioso es que en 1962, llegaron misioneros norteamericanos, quienes conformaron el Instituto Lingüístico de Verano y el cual se instaló durante cuatro años en la zona.

Las actividades que se pueden desarrollar en Lomalinda son:

1. El desarrollo de investigaciones científicas, culturales, sociales, etc.
2. Presenciar el avistamiento de diferentes especies de aves
3. Baño y recorrido acuático por la laguna.
4. Caminatas guiadas en senderos naturales e históricos. 
Cormacarena establece un máximo de 106 visitantes por día.

Uno de los objetivos del PNR es que este sea “un escenario natural de ecoturismo e investigación que contribuya a desarrollar una gestión integrada y sostenible de los recursos naturales, del conocimiento del territorio y de sus valores históricos y culturales mediante la implementación de estrategias de educación e interpretación ambiental, involucrando a visitantes y comunidad local en el proceso”, según lo establece Cormacarena.

El PNR Laguna de Lomalinda es un sistema natural enlazado al río Ariari, el cual, según la entidad, sirve de corredor biológico para conectar la Amazonía y la Orinoquía. De igual forma, compone el megacorredor Picachos- Tinigua- Sierra de la Macarena y Chiribiquete.
Este tipo de ecosistemas son de extrema importancia, ya que regulan inundaciones y sequías, son reserva de agua, remueven tóxicos, retienen el dióxido de carbono y funcionan como una barrera de protección a situaciones naturales.