Redacción 
Llano 7 días

Recorrido por uno de los atractivos del Festival Llanero de Villavicencio

Alrededor de 40 puestos de exhibición (20 de artesanías y 20 de gastronomía) se tomaron el parque Los Fundadores en una versión más del Festival Gastronómico ‘Porsiacaso’ y de la muestra artesanal, dos eventos que se han convertido en insignia del Festival Llanero de Villavicencio. En la sección de gastronomía hay una oferta variada: platos tradicionales como carne a la llanera, arepas, hayacas y envueltos, entre otras opciones.

 En artesanías, los visitantes pueden encontrar manillas, collares, atrapasueños, cotizas, sandalias, tejidos y muebles elaborados a partir de material reciclado. Oro verde Una de las organizaciones protagonistas es la Corporación Oro Verde, conformada por cinco mujeres cabezas de familia que han hecho de las artesanías su modo de vida.

 “Con Oro Verde buscamos que las mujeres en sus casas, sin dejar de lado sus familias, hagan lo que les gusta, lo que les apasiona y que puedan generar un ingreso adicional a la familia”, explica Claudia Bibiana Parra, una de las integrantes de la corporación.

 Doña Claudia resalta que gracias a la organización las mujeres han podido capacitarse con entidades como el Sena. “Hay mujeres que se pasan la vida trabajando en un oficio, pero no por gusto sino por necesidad. Entonces la artesanía usualmente es un espacio donde uno hace lo que le apasiona, genera un ingreso, se capacita, se abre estos espacios comerciales en las ferias, en los centros comerciales y se hace conocer del gobierno”.

En este momento, en Oro Verde están elaborando “elementos decorativos como bisutería, tenemos cotiza llanera, tenemos decoración de sandalias y tenemos una alternativa que estamos sacando que se llama elaboración de objetos decorativos a base de la pasta de café”.

Esa pasta de café es el famoso ‘cuncho’ que queda después de colar la bebida y la utilizan, después de someterla a un proceso específico, para elaborar objetos decorativos como llaveros y portavasos.

Proyectos

 Con ese mismo material van a elaborar próximamente vasijas y réplica a escala miniatura de los monumentos más conocidos de Villavicencio. En el puesto de venta de Oro Verde también pueden encontrarse pirograbados en madera, cotizas y sandalias decoradas.

Uno de los proyectos que tienen pendientes las cinco mujeres que hacen parte de la Corporación es abrir una tienda virtual para vender sus creaciones a cualquier parte del país. “Es una idea muy alentadora porque las personas que están aquí se sienten a gusto, se sienten útiles y se proyectan”, dice Claudia Parra.

 Ella misma asegura que espacios como el festival de artesanías son importantes “porque aquí van a nacer empresas. Tú ves proyectos muy caseros, pero son empresas en potencia porque estamos en capacitación y porque la mujer se hace conocer”.

 Al mismo tiempo, doña Claudia aseguró que la corporación está abierta a recibir nuevas integrantes que quieran convertirse en artesanas e invitó a las mujeres a buscar oportunidades de negocio. “Que evalúen qué les apasiona hacer, que lo hagan, lo ejecuten y sean empresarias. Que enseñen a sus hijos a ser empresarios”, puntualizó.

Lo último