María Fernanda Guerrero 

Periodista 

 

La Corte Suprema de Justicia condenó al juez, quien actualmente se encontraba desempeñando sus labores en Villavicencio

Raúl Hernán Ardila Baquero, fue hallado culpable por haber incurrido en el delito de prevaricato por acción agravado mientras ejercía como juez segundo de Control de Garantías de Adolescentes en Villavicencio. Baquero tendrá que cumplir una pena de 54 meses de prisión y deberá pagar una multa de 70 SMLMV, es decir, más de 50 millones de pesos. Asimismo, fue inhabilitado por 90 meses para volver a ejercer cargos públicos.

Esta decisión de la Corte Suprema fue tomada luego de que el organismo revocó la absolución que interpuso la Sala de Conjueces del Tribunal de Villavicencio y que había benefició a Baquero. Según un comunicado oficial, el ente acusador, la decisión de la Sala de Conjueces desconoció las pruebas en contra del juez.

Además, la condena se dio gracias a que un fiscal del grupo especial anticorrupción apelara la absolución. Esta unidad se creó con el fin de investigar especialmente los posibles delitos cometidos por funcionarios judiciales.

Según la información, Raúl Ardila revocó, como parte de sus labores como juez, la medida intramural impuesta a Carlos Barrera Alfonso, alias “El ingeniero”, supuesto líder de la banda criminal Libertadores del Vichada.

Barrera era investigado por la muerte de cuatro personas y por delitos de porte y/o tráfico de armas y concierto para delinquir cometidas al parecer en febrero del 2012 en la zona rural del municipio de Puerto Gaitán (Meta).

Entretanto, el Tribunal Superior de Villavicencio desarrolla otra investigación contra Ardila, por presuntamente haber beneficiado con casa por cárcel a Edison Guillermo Velásquez Álvarez, alias “Farid”, al parecer otro miembro y líder de los Libertadores del Vichada.