Omar Camargo
Periodista

Un joven que el mes pasado cumplió 16 años asesinó a una niña de 6. Se desconocen los motivos.

El comandante encargado de la Policía en Guaviare, coronel Wilson Novoa, informó que a las 7:30 de la mañana del domingo pasado, unos pescadores encontraron el cuerpo de la menor Erika Tatiana González Reyes, de 6 años de edad, en un caño cercano a la residencia de la menor.

Ella había desaparecido después de las 8 de la noche del sábado. Aparentemente se fue con su verdugo porque lo conocía y le tenía algo de confianza.

La comunidad señaló como responsable a un adolescente de 16 años que nació y creció en Mapiripán. Al parecer el joven se encontraba acompañado de otras dos personas y la comunidad se alistaba para lincharlos
cuando llegó la Policía con dos helicópteros y sacaron a los tres hacia San José del Guaviare.

“Fue importante evacuar a esas personas para que no ocurriera una tragedia mayor en el municipio; también evacuamos al padre de la menor con el cuerpo de la niña hacia Villavicencio, al Instituto de Medicina Legal, para agilizar la investigación”, agregó el comandante de la Policía.

Ya en San José del Guaviare, el menor pasó a interrogatorio ante el defensor de familia, el defensor del pueblo y el fiscal de turno. Según el coronel Novoa, en esa diligencia el joven reconoció su responsabilidad en los hechos.

Al cierre de esta edición continuaba la audiencia ante un juez en la que la Fiscalía se disponía a imputar cargos por los delitos de feminicidio y actos sexuales con menor de 14 años.

Sobre la familia de la menor asesinada se conoce que vive en un sector marginal, que el padre trabaja como conductor y tiene 30 años de edad, mientras que la madre es una mujer de 22 años. La niña estudiaba preescolar.

La familia del presunto agresor también es conocida, con arraigo y actividades en el pueblo. “No se trata de personas recién llegadas”, comentó el coronel.

La gobernadora del Meta, Marcela Amaya, llegó a Mapiripán el domingo para sumarse a una marcha de protesta
de la comunidad local, y visitó la familia de la menor. Desde allí propuso que el Gobierno nacional y el Congreso de la República consideren la cadena perpetua para violadores y asesinos de niños. Por ahora, el Código de Infancia y Adolescencia no permitirá que la sanción para el menor sea superior a 7 años de internamiento. Y tampoco permitirá que cuando cumpla la mayoría de edad pase a la cárcel.

Lo último